Se estima que el valor total de la cosecha sea de $8 billones

Producción cafetera llegará a 14,2 millones de sacos en 2017

Así lo anunció Roberto Vélez Vallejo, gerente de la Federación Colombiana de Cafeteros, en medio de la inauguración de la décima edición de Expo Cafés de Colombia. Esta cifra significaría una reducción de cerca de 300.000 sacos frente a la proyección de comienzos de año.

Archivo - El Espectador

El XII campeonato colombiano de baristas, el VII campeonato colombiano de catadores y el II campeonato de cafés filtrados serán algunos de los eventos que se desarrollarán en la décima edición de la feria de cafés especiales más importante de América Latina y el Caribe: Cafés de Colombia Expo 2017.

El evento, que se llevará a cabo del 18 al 23 de octubre en Corferias, en Bogotá, reunirá a más de 100 representantes de los distintos eslabones de la cadena productiva y comercial del café, y espera recibir a más de 10.000 visitantes nacionales y extranjeros.

Durante la inauguración de la feria, Roberto Vélez, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, reconoció que la producción total de café en 2017 será de aproximadamente 14,2 millones de sacos, 300.000 menos que lo estimado en las proyecciones de principio de año. (Lea "Cambio climático y mejores ingresos, las preocupaciones actuales de los cafeteros")

“El mal clima y las lluvias prolongadas nos hacen bajar nuestro estimativo inicial de 14,5 millones de sacos en 2017. Vamos a empezar a recolectar la cosecha principal y los productores ya nos han informado que viene reducida masomenos en 30 %. Entonces, nuestra proyección para final de año se queda en 14,2 millones de sacos, la misma cifra del año anterior”, aseguró Vélez.

A pesar de que la cantidad de sacos producidos en 2017 sería muy similar a la de 2016, se espera que el valor total de la cosecha aumente cerca de 25%, alcanzando la cifra record de más de $8 billones. Para Vélez, este proceso de fortalecimiento de la industria cafetera tiene un impacto contundente en el crecimiento de la economía nacional y, sobre todo, en la calidad de vida de los pequeños y medianos productores de café.   

Vélez confirmó que las exportaciones de café colombiano van creciendo y que el país está viviendo una situación similar a la de hace 20 o 30 años cuando el café era uno de los productos que impulsaba el crecimiento de la agricultura y de la economía. “Cerramos el año cafetero, que inició en octubre de 2016 y terminó en septiembre de 2017, con 13,5 millones de sacos exportados”, añadió.

Por su parte, Mauricio Paredes, subdirector de operaciones de Corferias, hizo énfasis en la importancia de reconocer y valorar las distintas variedades de café que se producen en el país, y aseguró que Cafés de Colombia Expo 2017 es el escenario ideal para hacerle un homenaje al “producto más representativo del campo colombiano”.

Paredes, además, convocó a los empresarios relacionados con el mundo del café para que aprovechen la feria y promuevan encuentros de negocios, estudien las tendencias internacionales más destacadas y analicen las principales innovaciones tecnológicas en toda la cadena de valor, desde la semilla hasta la taza.

“Este año tendremos tres talleres especiales: uno de preparaciones, otro de catación y el último de química de la tostación del café. Además, habrá subastas, catas, conferencias técnicas y científicas y un recorrido especial por varias zonas geográficas desde donde nacen las distintas variedades de café especial”, afirmó Paredes. (Lea "En sus 90 años, la Federación de Cafeteros se compromete con el posconflicto")  

Sin embargo, a pesar de que el panorama caficultor es positivo (el país lleva tres años consecutivos produciendo más de 14 millones de sacos anuales) Vélez reconoce que todavía hay desafíos que la Federación debe asumir con más empeño.

Por ejemplo, en el consumo interno de café hay mucho por mejorar. “No basta con el crecimiento de 4% en consumo de café que tuvo Colombia durante 2016, es necesario hacer una campaña para que los ciudadanos aprecien y disfruten de las distintas variedades que pueden producir los suelos de nuestro país. Qué bueno sería que unos años los colombianos comunes y corrientes pidieran un café de la Sierra Nevada de Santa Marta para acompañar el postre, un café del Caquetá para la comida o un café de origen de Norte de Santander para unas onces especiales”.    

Vélez confirmó que hay muchos venezolanos que viajaron a Colombia para trabajar como recolectores de café, les dio la bienvenida al país y anunció que la federación está trabajando en la implementación de prototipos pilotos para la recolección automática que mejorarían los índices de producción y harían más barato el proceso.

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra