Producción récord de cacao para un primer semestre

La renovación de cultivos, entre otros factores, han contribuido al buen comportamiento del sector.

EFE

Colombia alcanzó una producción de 33.728 toneladas de cacao durante el primer semestre del año, lo que significa un récord histórico para ese periodo del año, informó la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao) este martes.

Con relación al mismo lapso del año anterior, la cifra representa un incremento del 20%. Entonces, se registraron 28.250 toneladas.

Según Eduard Baquero López, presidente de Fedecacao, entre las razones que explican este comportamiento está el trabajo que el gremio y el Fondo Nacional del Cacao han venido haciendo con los productores del país, “a través de un paquete tecnológico que ofrece mayor productividad y cultivos más sanos”.

Es decir, se han logrado plantaciones renovadas y resistentes a las principales plagas y enfermedades.

De acuerdo con el gremio, fincas en zonas como Arauca, Meta o Santander están alcanzando producciones de 2.000 kilos por hectárea, o incluso más, lo que se encuentra “entre los mejores rendimientos a nivel mundial”.

El resultado “también obedece a otros programas que se han realizado conjuntamente entre Fedecacao y el Minagricultura como la entrega de fertilizantes a los cacaocultores para tener unos cultivos más sanos”, afirmó el gremio a través de un comunicado.

Según Fedecacao, si se compara el precio promedio del cacao a nivel nacional en el primer semestre se observa una caída del 32%, pues, mientras en 2016 era de $8.284 por kilo, en 2017 bajó a $5.626.

“No obstante, es importante señalar que los precios actuales son rentables para los productores que tienen buenas productividades como ha sido el mensaje que siempre ha dado a los productores y para lo cual se dispone de los materiales reconocidos y recomendados por el Consejo Nacional Cacaotero para su siembra”, dijo el gremio.

La caída en los precios se ha debido a una mayor producción de los países africanos, que son los mayores productores del mundo, en particular Costa de Marfil, Nigeria y Camerún, entre otros. “La expectativa para el año cacaotero 2016-2017, que finaliza el próximo 30 de septiembre, es de una balanza superavitaria con un crecimiento superior de la oferta frente a la demanda lo cual es otra razón que explica la tendencia a la baja de los precios internacionales”, afirmó la Federación.

Además de una tasa de cambio menor durante este año -en comparación con 2016-, ha incidido “una menor demanda de cacao por parte de los grandes procesadores a nivel internacional debido a la disminución en el consumo por la misma situación económica que lleva a que se frene el consumo de lo que se denominan bienes suntuarios como es el caso del chocolate”.