Promueven la hidroelectricidad como fuente de energía limpia y sostenible

Acolgen, EPM, Isagén, Celsia e International Centre for Hydropower de Noruega firman manifiesto para promover el uso de la hidroelectricidad en Colombia.

Line Amlund, directora de ICH; Ángela Montoya, presidente de Acolgen; Laura Córdoba, directora América Latina ICH; Fernando Rico, gerente de Isagen; Carlos Solano, vicepresidente de generación de energía de EPM; y Ricardo Sierra, presidente de Celsia.Cortesía

Colombia y Noruega consideran que la hidroelectricidad ha aportado significativa y eficientemente en el desarrollo económico nacional y, mucho más claro, en el desarrollo de las comunidades y municipalidades que históricamente habían permanecido al margen de dinámicas de desarrollo regional y nacional.

La experiencia de Noruega se convierte en un referente para Colombia, ajustadas las proporciones y de acuerdo con las condiciones sociales, económicas y culturales propias del país. En este marco de acciones el grupo noruego International Centre for Hydropower considera importante apoyar los proyectos en el país de generación hidroeléctricos.

Acolgen, EPM, Isagen y Celsia, con el respaldo del noruego International Centre for Hydropower (ICH), se unieron para seguir promoviendo en Colombia el uso de la hidroelectricidad sostenible, a propósito de las reflexiones sobre la pertinencia de esta modalidad de generación de energía para nuestro país.

Estas experiencias y métodos de ayuda están contempladas en un documento firmado por Ángela Montoya, presidente de Acolgen; Carlos Solano, vicepresidente de generación de energía de EPM; Fernando Rico, gerente de Isagen; Ricardo Sierra, presidente de Celsia; Line Amlund, directora general de ICH; y Laura Córdoba, directora América Latina ICH. En el informe se destacan las características que sustentan por qué la hidroelectricidad es desde hace más de 100 años, la tecnología de generación que soporta el sistema energético de Noruega, y cómo lograron que su proceso de producción y distribución de electricidad fuera robusto y eficiente.

Destacan las ventajas que hacen de la hidroelectricidad una de las tecnologías de generación más atractivas para Colombia, por características que también sustentan la decisión de Noruega de que su sistema energético se soporte en más del 90% en el recurso hídrico.

Entre esas ventajas se destaca que la producción de hidroelectricidad tiene muy bajas emisiones de gases efecto invernadero. Los países con menores emisiones en el mundo tienen un mayor componente de hidroelectricidad. Es limpia y renovable: no consume agua ni altera su calidad en el proceso de generación de energía. Tiene bajos costos de operación y mantenimiento, lo que garantiza la estabilidad de los precios. Es aún la forma más económica de producir energía eléctrica.

Además tiene la más alta tasa de retorno energético, produce energía firme, continua, no intermitente, lo que la hace un recurso muy eficiente y el que mayor relación tiene entre la energía producida y la utilizada, cumple con los tres atributos del trilema energético, según el Consejo Mundial de Energía: sostenibilidad ambiental, seguridad y equidad energética y los embalses son la forma más económica de almacenar energía.

"El gremio y los agentes generadores de energía en Colombia manifiestan su interés, disposición y capacidad para seguir incorporando elevados estándares de desempeño social, económico y ambiental; para proteger las cuencas abastecedoras y su manejo integral, teniendo en cuenta que hoy las cuencas de las centrales existentes son las mejor administradas, pues velan por la riqueza forestal y su conservación; para trabajar en alternativas innovadoras para manejo de impactos; para contribuir con el desarrollo y transformación de los territorios; para optimizar el aprovechamiento del potencial hidroenergético del país; y para aportar a la competitividad nacional", dice el informe final del encuentro entre gremios, empresarios y los representantes de la corporación noruega.

 

últimas noticias

Guachené es más que fútbol