¿Qué ha pasado con los taxis de lujo?

En medio del paro de taxistas, el Ministerio de Transporte recordó que en el país se crearon los taxis de lujo para que las plataformas tecnológicas puedan prestar servicio de transporte público legalmente. Esta categoría superior para el usuario, sin embargo, no está rodando en ninguna ciudad del país.

Archivo El Espectador

En medio de la coyuntura del paro nacional de taxistas a causa de la persistencia de aplicaciones como Uber y Cabify en el país, el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas Giraldo, recordó que en Colombia existe regulación que permite a las plataformas tecnológicas “prestar un servicio público de transporte de forma legal”.

Se refiere al Decreto 2297 de 2015 y a la resolución que lo reglamentó, la 2163 del 27 de mayo de 2016, normas que crearon el servicio de taxi de lujo. Si bien, según el Ministerio, ya hay cuatro empresas habilitadas (Etaxi, Red Amarrilla, ACar y Prontuz), los taxis de lujo aún no han sido implementados en ninguna parte del país por las autoridades locales, que son quienes tienen la compentencia de ponerlos a rodar. (Lea Así se implementarían los taxis de lujo).

El mes pasado, el secretario de Movilidad de Bogotá, Juan Pablo Bocarejo, explicó a este diario que en la capital se empezaron a estudiar asuntos como las tarifas que se cobrarían en esa categoría superior de servicio y dos solicitudes de empresas interesadas en habilitarse en este segmento. (Lea Tambalea proyecto de ley Uber).

El ministro Rojas, por su parte, también explicó que lo ilegal no son las plataformas, sino el servicio que prestan utilizando vehículos particulares y no autorizados por la legislación colombiana para el transporte público de pasajeros cuando la ley lo prohíbe.

“Estamos de acuerdo con el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, de hacerle más fácil la vida al usuario, por eso estamos construyendo una plataforma para podérsela entregar a los taxistas de Colombia”, explicó Rojas.

Los taxistas protestan por la que consideran competencia desleal y por la caída en sus ingresos y el valor de los cupos. De otro lado, analistas como José Stalin Rojas, experto del Observatorio de Movilidad y Logística de la Universidad Nacional, creen que hay espacio para que los servicios que prestan las nuevas plataformas tecnológicas y los taxis puedan convivir, pero se requieren realizar cambios normativos y culturales importantes.

Rojas agregó que “es necesario hacer el mercado más competitivo, por lo que creo que, al igual que lo hace Uber, los taxis deberían poder cobrar una tarifa dinámica. Asimismo, los taxistas deben cambiar su comportamiento, para así brindar un servicio de mejor calidad”.

“Hemos hablado con los líderes de la protesta, nos hemos comunicado con las alcaldías a través del viceministerio de Transporte para ver qué necesidades tienen y ver si podemos apoyarlos. Cada alcaldía tiene la potestad de regulación y control en cada una de las entidades”, dijo el ministro Rojas Giraldo.

 

Temas relacionados