Análisis

¿Qué les espera a las TIC en 2018?

Daniel Medina, exministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, prevé que la falta de capitales extranjeros y el exceso de regulación impedirán que este 2018 sea un buen año para el sector.

iStock

En este año, con Mundial de Fútbol en Rusia y elecciones presidenciales candentes, seguirán explotando las redes sociales, cada vez más emocionales y polarizadas, y continuarán llenándose de inventos y fake news. Mientras tanto, los cambios de fondo en el sector de las TIC en Colombia continuarán en el congelador.

Un sector otrora de grandes crecimientos de doble dígito en ventas, Ebitda de más del 40 % y abundancia de capitales, es ahora el soporte tipo commodity para otros actores de la web que dominan el escenario. Las TIC en su forma básica han perdido su brillo y vienen de varios años de decrecimiento, sin superar en telecomunicaciones los $34 billones de ingresos, con utilidades cercanas al 1 %, mientras que el sector TI ya supera los $ 13 billones en ventas, con márgenes cercanos al 5 %.

Por otra parte, los denominados unicornios (startups con valoraciones mayores a US$1 billón) dominan la escena mediática y de negocios a nivel global y en Colombia. Uber (US$68 billones), Xiaomi (US$47 billones), Airbnb (US$29 billones), Wework (US$20 billones) y Spotify (US$8,5 billones), por nombrar sólo unos pocos, darán mucho de qué hablar en nuestro país. Y, aunque no acaben con las empresas del siglo XX (como dicen los profetas de desastres), tampoco serán detenidas por los tribunales o los líderes políticos locales que, por más que prometan acabarlas, sólo tendrán un espacio de maniobra marginal. En 2018 se seguirá aplicando la práctica de “alargar la demora”.

Lea también: ¿Cómo va Colombia en desarrollo tecnológico?

Todo indica que ante la incertidumbre política y la falta de capitales, tampoco se tendrán nuevas ventas de empresas, caso de la ETB o Avantel, y mucho menos inversiones de jugadores globales en Colombia, como AT&T. El sector regulado dejó de ser sexi y con la drástica disminución de impuestos en EE. UU., muchos empresarios empezarán a cristalizar su oferta de servicios virtuales en plataformas TIC ubicadas en el exterior (se preguntarán si no es lo que ya hacen Uber, Airbnb, Facebook o Google? Por supuesto).

En el plano estratégico-político, con el reciente aumento de topes de espectro que habilita a Claro y Movistar a participar en la subasta de 700 MHz, todo indica que se va a ralentizar la demanda presentada por Claro en el Ciadi (centro internacional de arreglo de diferencias relativas a Inversiones) en Washington, en relación con la reversión de activos de celular.

No parece que ningún gobierno (éste, al que se le acabó el tiempo para subastar, y el que llegue) vaya a avanzar en el tema mientras exista semejante espada de Damocles en Washington. ¿Podrían hacerlo sin arriesgarse a un monumental detrimento patrimonial?

En cuanto a la competitividad del sector a nivel internacional, ya parece que nos acostumbramos a estar a mitad de tabla en el indicador de madurez de las TIC (posición 68 entre 143 países y 12 puestos menos que en 2011). Si hubiese eliminatorias para este Mundial, los líderes serían Singapur, los países nórdicos, Estados Unidos, Inglaterra y Japón. Estaríamos perdiendo en Latinoamérica con Chile, Uruguay, Costa Rica y Panamá, pero les ganaríamos a Brasil, Ecuador y Perú, con lo cual Colombia clasificaría, pero con muy pocas posibilidades de pasar a segunda ronda.

Esto porque dos de los problemas más importantes del sector: el ambiente político y regulatorio y la muy alta tributación, no van a tener solución en 2018. El primero porque se le acabó el tiempo a la aprobación del regulador convergente y el segundo porque se debe esperar la consolidación de un nuevo gobierno que disminuya los impuestos a los empresarios.

En cuanto a los recientes anuncios de 5G en Alemania, Reino Unido y España, en 2018 no se ve en el panorama colombiano ni siquiera el comienzo de la discusión sobre el tema. Disfrutar de velocidades de al menos 100 Mbps seguirá siendo un sueño, en un sector en el que la discusión sobre 4G no será solucionada este año.

¿Y qué pasará con la discusión de cómo tener unicornios “made in Colombia”? Ojalá se vean propuestas serias de los candidatos presidenciales para atraer capital de riesgo, ya que la creación de estas nuevas empresas se concentra hoy en EE. UU. y China (80 %) y algo en India, Suecia, Israel, Alemania, Francia y Corea del Sur.

En 2018, además de los ya conocidos sectores de transporte y alojamiento, la gran inversión estará en fintech, comercio electrónico, salud y juegos.

* Exministro de Tecnologías de la Información y Comunicaciones y experto en el sector.