¿Qué pasa con los bitcoin de una persona que muere?

Los protocolos de seguridad y el cifrado que resguardan a esta criptomoneda representan un obstáculo para recuperar fortunas enteras en caso de una herencia, por ejemplo.

Bloomberg

Hace cinco años, Matthew Moody murió durante un vuelo de observación cuando el avión de dos plazas en el que viajaba se estrelló durante el vuelo sobre un cañón en Chico, California.

Su padre, Michael Moody, sabía que su hijo de 26 años había estado minando bitcoins –cada uno de los cuales vale hoy miles de dólares– pero no tenía idea de cuántos tenía ni cómo encontrarlos. Michael Moody ha pasado los últimos tres años buscando las respuestas.

Lea también: El preocupante “boom” del bitcoin en Colombia

"Mi hijo fue, en realidad, una de las primeras personas en minar [bitcoins]", dijo Moody, ingeniero de software retirado. "Usaba su computadora en casa para minar bitcoins cuando realmente se podía hacer de esa manera y tenía varios, pensamos".

La naturaleza descentralizada y no regulada de bitcoin significa que sin las claves para acceder a la billetera virtual de su hijo, alojada por blockchain.info, Moody no tiene forma de acceder a los fondos. Y es casi imposible saber si una persona está sentada sobre una fortuna o solo unos cuantos centavos, ya que las billeteras pueden contener una cantidad ilimitada de direcciones únicas o identificadores, con bitcoins asignados a cada una. Sin conocer todas las direcciones, no es posible localizar cada moneda.

Blockchain.info no respondió a las solicitudes de comentarios sobre esta nota. "No hay ninguna autoridad a la que se pueda apelar para arreglar esto", dijo Nolan Bauerle, director de investigación en el sitio web de análisis de criptomonedas CoinDesk, acerca del hecho de que las reservas de bitcoin de una persona se vuelven inaccesibles después de fallecer. "Esas monedas estarían abandonadas".

Moody dice que los jóvenes emprendedores, que no están familiarizados con las monedas digitales emergentes, deben estar mejor informados sobre las medidas necesarias a tomar para asegurar que sus inversiones estén adecuadamente garantizadas, tanto para ellos mismos como para sus futuros herederos.

Ofertas de monedas

En la década de los 90, el legado digital de alguien podría sólo haber significado cuentas de correo electrónico, pero hoy eso se extiende a contraseñas, copias de seguridad cifradas de dispositivos, archivos de fotos, datos personales que guardan los buscadores, anunciantes y redes sociales, y ahora, criptomonedas. Los asuntos relacionados con las herencias incluyen ofertas iniciales de monedas, el proceso de recaudar dinero de inversores ofreciéndoles "fichas" virtuales en lugar de acciones. En 2017, se recaudaron unos US$3.500 millones en todo el mundo a través de las ofertas iniciales de criptomonedas (ICO, por sus siglas en inglés), según datos compilados por CoinDesk.

La práctica relativamente incipiente de realizar una ICO significa que la legislación aún no se ha puesto al día y, por consiguiente, las preguntas sobre lo que les sucede a las fichas legítimas de una persona al morir son numerosas. Pero luego de una serie de demandas, los legisladores estadounidenses pronto decidirán si una ficha adquirida en una ICO se considerará igual que una acción comprada a través de una OPI.

Seguridad de bitcoin

Algunas empresas están empezando a adoptar medidas preventivas. CoinBase es un servicio de custodia, que contiene las claves privadas de un cliente -del tipo que, si se pierden, volverían los bitcoins permanentemente inaccesibles- y como tal, puede proporcionar cierto nivel de seguridad en caso del fallecimiento de una persona. La compañía solicita documentos como un certificado de defunción y testamento para transferir los activos.

No es una solución que algunos entusiastas deseen utilizar, ya que la idea de que otra persona tenga la custodia de los bitcoins es contraria a la naturaleza de descentralización y control del usuario que despertaron el interés en la moneda anónima en primer lugar.