Quiebra de la acería British Steel provoca 4.500 empleos perdidos

La incertidumbre generada por el Brexit fue uno de los problemas que mencionó la compañía al anunciar su quiebra.

Bloomberg.

Las autoridades británicas anunciaron el miércoles la liquidación del grupo siderúrgico privado British Steel, con graves problemas de liquidez que achacó entre otras cuestiones a la incertidumbre sobre el Brexit, lo que dejará sin trabajo a sus cerca de 4.500 empleados.

"La Alta Corte ordenó la liquidación de British Steel Limited. Se nombró al administrador judicial oficial como liquidador", anunció el gobierno británico en un comunicado.

Esta liquidación significa que los activos de British Steel en Reino Unidos serán vendidos para pagar los salarios de sus trabajadores e indemnizar a los proveedores en la medida de lo posible.

Durante ese proceso, la empresa tendrá que seguir funcionando, "los empleados seguirán siendo remunerados y conservarán su contrato", precisó el administrador judicial.

Pero una vez que la liquidación llegue a término, British Steel desaparecerá y los cerca de 4.500 empleados del grupo en Reino Unido perderán su trabajo, en particular en la gigantesca planta de Scunthorpe, en el noreste de Inglaterra.

British Steel había sorprendido al país el 14 de mayo al anunciar una necesidad urgente de dinero fresco, reconociendo tener graves problemas de liquidez que atribuyó al impacto en su actividad de la incertidumbre que rodea al Brexit.

Los sindicatos británicos habían pedido repetidas veces al gobierno que interviniese nacionalizando el grupo, propiedad del fondo de inversiones Greybull Capital. En los últimos días, el gobierno mantuvo conversaciones con la dirección del grupo sin resultado.

Poco antes del anuncio oficial, los sindicatos había advertido que la empresa sería declarada en quiebra.

"Pese al anuncio hoy de que British Steel será puesta en régimen de quiebra controlada por las autoridades, Unite pedirá a todas las partes que luchen por garantizar el futuro de la empresa", declaró Steve Turner, responsable de uno de esos sindicatos.

"Es una noticia terrible para los miles de trabajadores" de British Steel en el país, lamentó por su parte Tim Roache, secretario general de la unión sindical GMB.