Recargos de energía a los usuarios se reducirían a partir de 2022

La subasta llevada a cabo este jueves disminuyó 11 % el denominado cargo por confiabilidad. Según el regulador, Colombia tiene garantizado el suministro de energía hasta noviembre de 2023.

Los cargos por confiabilidad existen en Colombia desde 2006.Pixabay.

Colombia tiene garantizado el suministro de energía hasta el 30 de noviembre de 2023, aseguró este viernes la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), luego de que se conocieran los resultados de la subasta de energía llevada a cabo el jueves 28 de febrero.

Con estas asignaciones, se suma un 23 % de capacidad instalada para la generación de energía en el país, añadió el regulador, con base en la información de la firma XM, administradora de la subasta.

Le puede interesar: Sin adjudicaciones de energías renovables, ¿qué viene ahora?

La ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, por su parte, resaltó, a través de su cuenta de Twitter, que en la subasta ¡“por primera vez se incorpora en la matriz energía solar y eólica! 1398 MW instalados que representarán el 6 % de la capacidad instalada”.

Esto ocurre luego de que el pasado martes 26 de febrero se llevara a cabo otra subasta, pero de energía de largo plazo proveniente de fuentes renovables, proceso que terminó sin adjudicaciones debido a que los participantes no cumplieron con los requisitos mínimos.

La CREG informó que la subasta asignó exitosamente un total de 250,55 gigavatios hora-día (GWh-día) en obligaciones de energía en firme, de las cuales 37,37 GWh-día corresponden a proyectos de generación nuevos o que adicionan energía firme al sistema.

Lea más noticias económicas de hoy: Turismo para personas con discapacidad: un manual para que el entorno se adapte a ellas 

Añadió, a partir de la información entregada por XM, que el precio de cierre de la subasta fue de US$15,1 dólares por megavatio-hora (46,46 pesos por kilovatio-hora). “Este valor es 11 % menor al cargo por confiabilidad resultante de la última subasta, que es el que rige actualmente (17,01 USD-MWh)”.

Hay que recordar que el cargo por confiabilidad es un esquema en el que todos los usuarios pagan una tarifa para que los generadores garanticen suministro de energía incluso en tiempos críticos, como un fenómeno de El Niño.

Esto significa que la reducción en el cargo por confiabilidad podría verse reflejada en las facturas de energía de los usuarios, una vez entre en vigencia en 2022, cuando la energía asignada ahora se empiece a entregar al país.

“Estos generadores fueron seleccionados en un proceso competitivo, transparente y neutral, bajo el criterio de menor costo”, agregó la CREG.