Recolectores de basura a gas natural significaría un ahorro de $2.700 millones anuales

La operación a diésel es de $11.443 / tonelada, mientras que a GNV tiene un costo de $9.937 / tonelada, dice informe.

Con este camión a gas natural se realizaron las pruebas en la capital colombiana.Cortesía

Optar por la opción del gas natural vehicular en los 200 vehículos compactadores, más los automotores livianos que operan la recolección de residuos sólidos en Bogotá, significaría la posibilidad de ahorrar casi 13 mil toneladas de CO2 que serían descargadas al ambiente durante los próximos ocho años con el sistema actual. Así se desprende de un ejercicio realizado en Bogotá con un camión a gas natural vehicular con tecnología Euro V, operado a través de Aguas de Bogotá.

En el ejercicio partiparon la Transportadora de Gas Internacional (TGI), Ecopetrol y la española Gas Natural.

Dice el comunicado de prensa que de acuerdo con las pruebas, el ruido producido durante los arranques del vehículo a gas natural vehicular es 10 veces menor que la de un camión con el que actualmente se presta el servicio.

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, manifestó que la masificación del gas natural vehicular en flotas dedicadas o mediante conversiones individuales dinamiza el mercado, aporta iniciativas eficientes para la prestación del servicio público y contribuye a mejorar la calidad del aire que respiran los colombianos. “En el Grupo Ecopetrol estamos haciendo una apuesta importante para llevar el gas a más personas; por eso las empresas productoras, trasportadoras y distribuidoras tenemos el reto de trabajar de la mano con las autoridades regionales y locales para que esa masificación sea una realidad”, dijo.

El uso de GNV conlleva también un beneficio económico para los operadores: los costos de operación basados en los precios de los combustibles registrados durante el monitoreo indicaron que la operación a diésel es de $11.443 / tonelada, mientras que  a GNV tiene un costo de $9.937 / tonelada.

Toda la flota compactadora en la capital del país funcionando con este combustible obtendría un ahorro de alrededor $2.700 millones anuales, consideran expertos.

Javier Fernández González, presidente de Gas Natural Fenosa Colombia, destacó que “el sector de gas natural tiene la experiencia, el servicio y la infraestructura para llevar a que este combustible sea el camino que Colombia siga para potenciar su desarrollo y asegurar el bienestar de la sociedad.
Actualmente, el país cuenta con reservas de gas, con plena garantía de suministro y distribución. Por lo anterior, el gas natural se puede ofrecer con una tarifa conocida y estable durante el tiempo".

“Desde TGI seguiremos apostándole a los combustibles limpios, no sólo en Bogotá sino en diferentes partes del país, con el fin de incentivar el uso de gas natural vehicular, en especial, en el transporte masivo, carga y recolección de residuos sólidos, siempre con el ánimo de contribuir a la protección del medio ambiente, la calidad de vida de los ciudadanos y la optimización de costos operativos de estas flotas”, dice Jaime Orjuela, presidente encargado de TGI.

Astrid Álvarez, presidente del Grupo Energía Bogotá señaló que “los grandes retos ambientales por calentamiento global y calidad del aire convierten a los vehículos dedicados a gas natural, en un aporte fundamental para el cumplimiento de las metas del COP21 y los compromisos en mejora de la calidad del aire, lo cual reducirá la tasa de enfermedades respiratorias en los ciudadanos”.

Para el presidente de Naturgas, Orlando Cabrales, “con estos resultados, la actual administración tiene en sus manos una oportunidad de oro para generar una política pública dirigida a definir la utilización de vehículos originales de fábrica con motores a GNV para el sistema de recolección de residuos sólidos en Bogotá”.