8 Apr 2021 - 11:14 p. m.

Retraso en pedidos de routers muestra escala de crisis de chips

Hay operadores de banda ancha que han recibido cotizaciones con una espera de entrega de hasta 60 semanas, más del doble de las esperas anteriores.

Agencia Bloomberg

Agencia Bloomberg

Los proveedores de banda ancha ahora se enfrentan a retrasos de más de un año en las órdenes de routers de internet, convirtiéndose en otra víctima de la escasez de chips que atasca las cadenas de suministro globales y agrega desafíos para los millones que aún trabajan desde casa.

También te puede interesar: Procesadores: ¿el peor problema de producción en el mundo?

Hay operadores que han recibido cotizaciones con una espera de entrega de hasta 60 semanas, más del doble de las esperas anteriores, según fuentes de Bloomberg.

Quedarse sin el router correcto impediría a un operador agregar nuevos suscriptores a su red, lo que significa el riesgo de perder ventas en un mercado de banda ancha que es muy competitivo. Sus cadenas de suministro se han convertido en un dolor de cabeza porque las bruscas interrupciones de fabricación debido al coronavirus hace un año se vieron exacerbadas por un aumento prolongado en la demanda de mejores equipos de banda ancha para el hogar, dijo Karsten Gewecke, jefe de negocios regionales europeos para Zyxel Communications Corp, un fabricante de routers con sede en Taiwán.

Desde enero, dijo, ha pedido a los clientes que soliciten los productos con un año de anticipación, porque el tiempo de entrega para componentes como chips de Broadcom Inc. se duplicó a un año o más desde entonces. Zyxel es un importante proveedor de routers, con clientes que incluyen a Telenor ASA de Noruega y Zen Internet de Gran Bretaña.

Adtran, un fabricante de equipos de red de EE.UU. que gana participación de mercado de la empresa china Huawei Technologies Co. en Europa, también ha advertido a los clientes sobre riesgos en la cadena de suministro y las extensiones en los últimos meses. Ha ampliado sus instalaciones de almacenamiento en el Reino Unido, duplicando con creces su inventario y capacidad logística para evitar problemas, dijo un portavoz por correo electrónico.

Ningún operador se ha quedado sin routers por completo, pero se prevé tensión en la oferta durante los próximos seis meses, por lo que es posible que suceda, según Gewecke.

Incluso los envíos que ya estaban en camino no pueden escapar a los imprevistos del comercio mundial. La semana pasada, los routers Zyxel estaban dentro y detrás del barco Evergreen que bloqueó el canal de Suez, según Gewecke.

Broadcom no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios. Alrededor del 90% de su oferta 2021 ya fue ordenada, dijo el mes pasado Hock Tan, director ejecutivo.

Los problemas de Zyxel comenzaron hace más de un año cuando una fábrica en China cerró durante un mes debido al covid-19. Desde su reapertura, los suministros han sido irregulares y los costos de envío se han disparado hasta diez veces frente a sus niveles anteriores a medida que exportadores se apresuraban para ponerse al día, incluso compitiendo por espacio con equipos médicos y de protección personal.

La fuerte demanda de productos de redes ha ayudado a la empresa matriz de Zyxel, Unizyx Holding Corp. Sus acciones se han disparado más de 181% en los últimos doce meses.

Desde que las fábricas chinas reanudaron sus exportaciones, ha habido cuellos de botella globales en términos de chips, el todo sofocado por la escasez de piezas como las láminas de silicio y los desajustes del suministro.

Las fundiciones de semiconductores luchan por asignar una capacidad escasa, y el trabajo menos rentable se pospone. Los routers tienen márgenes más bajos que los teléfonos inteligentes y los computadores, y además, en el mundo de los routers, los destinados a mercados menos ricos como el este de Europa utilizan partes menos sofisticadas y de menor margen. De manera similar, los operadores de telecomunicaciones más pequeños han sido los más afectados, mientras que las empresas globales han asegurado los suministros con su poder adquisitivo.

Comparte: