Revocan licitación del fondo parafiscal ganadero

Por medio de una resolución, el Ministerio de Agricultura echó para abajo el proceso. Lecheros resaltaron que es la oportunidad de hacer "borrón y cuenta nueva".

Bloomberg News.

El Ministerio de Agricultura dio de baja por segunda vez la licitación de la cuenta parafiscal de los ganaderos y los lecheros, en donde se depositan los recursos que financian programas como el de la vacunación contra la fiebre aftosa. La razón, según la resolución de revocatoria, tiene que ver con la “compleja situación” por la que ha atravesado el proceso, advertida por Fedegán, y que, en particular, tiene que ver con una respuesta que está pendiente por parte del Consejo de Estado. (Lea: Tras crisis por aftosa, Gobierno confía recuperar el estatus sanitario en 90 días).

Hay que recordar que el primer proceso de selección, que se había iniciado en septiembre de 2016, fue descartado. El nuevo, que arrancó en mayo pasado y con un monto por contratar de más de $68.000 millones, fue suspendido en julio, después de varios aplazamientos. El motivo fue que, según los documentos que reposan en el Secop, 17 organizaciones pidieron consultar con el alto tribunal si Fedegán puede o no pujar por la administración de la cuenta parafiscal. (Lea: Ministerio de Agricultura suspendió licitación del fondo parafiscal ganadero).

Ahora, la cartera agropecuaria, en la que recién se posesionó Juan Guillermo Zuluaga como ministro, revocó la licitación. “No hay fecha cierta para la respuesta a la consulta por parte del Consejo de Estado”, dice la resolución. A comienzos de septiembre, antes de dejar el Ministerio, Aurelio Iragorri afirmó que esperaba tener el concepto en dos semanas aproximadamente, por la importancia del proceso. Sin embargo, no ocurrió así. (Lea: “Aún importamos 12 millones de toneladas de comida”: Minagricultura).

La resolución continúa explicando que no se sabe el impacto que tendrá el pronunciamiento del Consejo de Estado en el proceso. A eso se suma que no habría habido tiempo para que los interesados ajusten sus propuestas a la luz del concepto del alto tribunal, pues una vez se reanudara la licitación sólo quedaba un día hábil para cerrarlo y el plazo para presentar propuestas no se puede ampliar.

La decisión significa que conocer el nombre del nuevo administrador de los recursos que aportan los ganaderos y lecheros tomará, de nuevo, más tiempo del esperado. Sin embargo, para gremios como el de productores de leche Analac la revocatoria tiene un tinte positivo y es que se podrá hacer “borrón y cuenta nueva”.

“(El proceso) se volvió una colcha de retazos con modificaciones tan intensas y variadas que no daban seguridad jurídica”, afirmó Carlos Alberto Estefan, gerente de Analac, asociación que decidió retirarse de la licitación que acaba de ser revocada precisamente por irregular y confusa. “Si se abre nueva licitación esperamos que esos errores se subsanen y arranquemos otra vez”.

Sobre la revocatoria, el medio de comunicación Contexto Ganadero, de Fedegán, publicó: "Esto significa empezar de cero, con la consecuente incertidumbre e inestabilidad para el negocio ganadero que sigue mostrando signos de debilitamiento".

Para 2016, el Ministerio de Agricultura no renovó a Fedegán el contrato de administración de los recursos parafiscales del Fondo Nacional del Ganado (FNG), responsabilidad que tenía desde 1993. El año pasado, asimismo, el FNG entró en liquidación por ser garante de cerca de $70.000 millones de deudas de los frigoríficos Friogán, propiedad en un 78,6 % del FNG y que entraron en liquidación judicial. (Lea: El último día de Friogán).

El Ministerio de Iragorri, con base en hallazgos de una auditoría de la Contraloría General de la República, señaló manejos irresponsables de los parafiscales, como que con estos se respaldaran deudas de terceros (como Friogán). Ese fue un aval que se dio mientras la junta del FNG era presidida por Andrés Felipe Arias. El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, por su parte ha advertido factores externos como la crisis con Venezuela e incumplimientos por parte del Gobierno, como en la puesta en marcha del Decreto 1500 de 2007, que tuvieron un impacto en la rentabilidad del sector y, por tanto, en el endeudamiento (las deudas de Friogán). (Lea: Fondo del Ganado, un verdadero limbo).

Asimismo, Lafaurie ha afirmado que, por ley, desde 1993, a Fedegán le corresponde administrar los parafiscales, y que al panorama se sumó una persecución por las críticas que el gremio ha hecho al proceso de paz. Las discrepancias entre el exministro Iragorri y el presidente del gremio fueron una constante. Por ahora, el nuevo ministro Zuluaga no se ha pronunciado públicamente sobre el futuro de este proceso.