Transmetano invierte $43.000 millones en planta de Puerto Berrío

La estación aumentará en un 22% la capacidad de transporte del gasoducto Sebastopol-Medellín.

Vista aérea de la estación compresora de gas Malena en Puerto Berrío (Antioquia).Promigas

Hay que retroceder hasta pasado el año 2014 para conocer los últimos hechos de violencia que sumieron a los habitantes de Puerto Berrío (Antioquia) en el desconcierto. Las autoridades, los dirigentes sociales e inversionistas dicen que ya los buenos vientos con aroma a café y chocolate inundan el ambiente.

Las inversiones llegaron y con ellas nuevas posibilidades de negocios.  La estación compresora Malena realizada por la firma Transmetano con una inversión de $43.000 millones es una señala enéquivoca que todo está cambiando para bien de los cerca de 40.000 habitantes.

Desde el año 2004, Transmetano es filial de Promigas, una organización con arraigo en el sector del gas en Colombia, con un portafolio de inversiones conformado por 20 compañías de servicios de transporte y distribución del combustible.

“La estación compresora garantiza la confiabilidad y eficiencia en la disponibilidad de gas natural para el departamento de Antioquia, consumido por más de un millón de usuarios residenciales, comerciales, vehiculares e industriales en esta región de Colombia”, dice un informe de la empresa revelado el día de la inauguración de la planta. Julio Turizzo, gerente de Transmetano considera que la estación aumentará en un 22% la capacidad de transporte del gasoducto Sebastopol-Medellín. Se pasará de “64 a 78 millones de pies cúbicos diarios de gas natural para impulsar la competitividad de la economía antioqueña”, señaló.

Turizzo considera que la planta es una apuesta a largo plazo de Transmetano por el mercado del gas natural en Antioquia y el país. “La demanda en Antioquia creció muy rápido en los últimos cinco años, son 500.000 usuarios nuevos que se conectaron y eso provocó que las presiones con las cuales se estaba recibiendo el gas no eran las adecuadas para atender esa demanda creciente. Con esta inversión el problema queda solucionado. Son las presiones que se necesitamos no solo para la demanda actual”, dijo el empresario.

Recordó que durante la construcción de la planta se vinculó la mayor cantidad de mano de obra local. “Se contrató el 100% de la mano de obra no calificada y el 80% de la no calificada”, dijo Turizzo. Con la oferta adicional de 14 millones de gas natural que se pone a disposición de la demanda en esta zona del país, por ahora se descartan inversiones adicionales, sin embargo, “estamos mirando otros proyectos de expansión de nuestro sistema de transporte para atender dos mercados y tratar de acercar toda esa oferta de gas natural que está apareciendo en Colombia al mercado de Antioquia y al resto del país”.

El alcalde de Puerto Berrío, Jaime Andrés Cañas Morales, destacó que la construcción de la planta de Transmetano significó un desahogo en materia laboral pues por lo menos unas 250 personas laboraron en el proyecto, “cien por ciento de mano de obra no calificada y 78% de mano de obra calificada”.

Señaló que se espera un comportamiento de buenos vecinos de los empresarios de Transmetano y “continuemos con esta política de mejorar la calidad educativa en las instituciones de Puerto Berrío que a eso se ha venido apostando y ha tenido un éxito importante”.

Transmetano explicó que el proyecto contó con una gestión de responsabilidad social territorial que se concretó a través de la Fundación Promigas con la formación para el emprendimiento de 120 docentes y 365 estudiantes de Puerto Berrío y con ProAntioquia en la formación de 30 maestros de cinco instituciones educativas del municipio.

A la par de la construcción de la planta compresora Malena de Transmetano se desarrollaron algunos proyectos agroindustriales productivos. Chocolates Buenos Aires es uno de ellos; que es un producto cultivado y procesado en la Vereda Alto Buenos Aires. Es una micro empresa que lidera la familia Carvajal y que contó con el apoyo de Transmetano, el Sena, Fedecacao y la gobernación de Antioquia. Es una asociación de cultivadores de cacao “que han generado unas interesantes mezclas” y que les permiten producir una variedad de productos para el mercado local: trufas, brownies, chocolates rellenos y galletas.

Con el sabor de café, tradicional producto colombiano, la familia Castaño Vargas produce un café gourmet para deleite de la población. Esta pequeña factoría se desarrolló con el impulso de Transmetano, la alcaldía de Puerto Berrío y la Gobernación de Antioquia. Actualmente el proyecto agrario cuenta con 30.000 árboles de café con el cual se procura fortalecer el ecoturismo en la región.