Transportadores de carga proponen privatizar programa de reposición vehicular

Según el presidente ejecutivo de Colfecar, es necesario definir una serie de condiciones que beneficien a los empresarios que posean más de tres vehículos y deseen renovar su parque automotor. 

El gremio propone la creación de una bolsa de transporte que permita estimular y nutrir el programa con recursos manejados a través de un banco de segundo piso. Gabriel Aponte.

Días después de que el Gobierno lanzó su Programa de Modernización de Vehículos de Carga (PMVC), la Federación Colombiana de Transportadores de Carga y su Logística (Colfecar) propuso adicionar una serie de beneficios para los empresarios del sector, además de la privatización del programa. 

Con el PMVC, el Gobierno espera sacar de circulación más de 51.000 unidades que tienen más de 20 años de antigüedad y que tienen grandes efectos ambientales. También nace como parte de un acuerdo con Estados Unidos para desmontar el modelo de chatarrización de uno a uno (entregar un vehículo viejo para desintegrar o para adquirir el derecho de poner uno nuevo en servicio).  

El programa consiste en una serie de incentivos para los propietarios de hasta tres vehículos de carga (lea también: Lanzan programa de modernización de vehículos de carga).

Sin embargo, para Juan Carlos Rodríguez, presidente ejecutivo de Colfecar, es necesario que se defina también un programa que beneficie a los empresarios que manejen más vehículos y deseen renovar su parque automotor. 

Una de las propuestas del gremio es que se permita la venta de vehículos usados en el mercado de automotores de 7 a 10 años, “que pueden ser objeto de compra venta en el sector y de esa manera también impulsar el programa de renovación del parque”, indican.
 
Para ello, proponen la creación de una bolsa de transporte que permita estimular y nutrir el programa con recursos manejados a través de un banco de segundo piso. El gremio sugiere además que a largo plazo el programa debería contar con estímulos como el IVA para que pequeños propietarios puedan ingresar al mercado tres vehículos al año y, de ser necesario, comprar a las empresas que vendan automotores con 7 años de uso.
 
“Si se está hablando de que la vida útil de los vehículos de transporte de carga debe estar entre 15 y 20 años, como lo ha indicado la Ministra de Transporte, esto significaría que los compradores de tales automotores tendrían una habilitación de 8 a 13 años adicionales” señaló Rodríguez. 
 
En adición a estas propuestas, el gremio sugiere que se privatice el programa de reposición vehicular “para darle transparencia al proceso y cumplir la meta de 10.000 vehículos chatarrizados al año”, asegura. 

Le puede interesar: Asignarán $260.000 millones para renovación de parque automotor de carga

Los transportadores de Colfecar también informaron que en conjunto con Defencarga y Fedetranscol, enviaron un documento a la ministra de Transporte en el que plantean la necesidad de impulsar la formalidad del sector y estudiar la adopción de condiciones para el ingreso de vehículos al servicio público de carga. 
 
Según Rodríguez, este esquema debería tener dos dimensiones, una orientada hacia los equipos viejos que deben ser reemplazados por vehículos nuevos y otra hacía aquellos equipos que ingresarán al mercado como nuevos. En el documento enviado al Ministerio detalla las características con las que deberían contar los nuevos vehículos. 
  
Así mismo, agregó que los vehículos nuevos, independientemente del modelo que ingrese al mercado, ya deben tener una vida útil definida. “Para cumplir dicho propósito, corresponde al Ministerio de Transporte, como ente competente, regular la forma en que pueden incorporarse y el periodo de permanencia, ya sea en las modalidades de ingreso por incremento o reposición” concluyó Rodríguez.