Liderazgo consciente, ¿por qué y para qué liderar?

Una oportunidad para tener sociedades más justas

Hoy culminamos el proyecto Profesión Líder, un espacio en el que académicos y empresarios nos mostraron que con ética y convicción se puede construir un país que piense en el bien común.

Andrea Trujillo, Andrés Hernández, Pablo Robledo y Luis F. Rico en el conversatorio de Liderazgo Sostenible. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Este año arrancó con un reto importante: identificar qué estilos de liderazgo y qué líderes necesita el mundo para construir sociedades que se caractericen por el respeto a los derechos humanos, la equidad de género y los negocios transparentes. La discusión se dio en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), en donde más de 2.000 líderes, desde sus experiencias, trazaron un camino por el cual avanzar y se enfocaron en la cooperación, la restauración de la relación empresa, sociedad y gobierno, y la conciencia de trabajar por objetivos que trasciendan en el tiempo. Esto, después de reflexionar acerca de los escándalos de corrupción que se han presentado en varios países.

Colombia también ha sido protagonista, tristemente, de este fenómeno con escándalos como el de la multinacional Odebrecht, Interbolsa o el llamado cartel de la toga, en las altas cortes, por mencionar algunos. Conductas que han causado millonarias pérdidas económicas y la ruptura de la confianza en las instituciones. Estas malas prácticas tienen un punto en común: un liderazgo negativo, carente de valores y de un propósito superior. Por eso, con la convicción de que cada acción cuenta, El Espectador, como aporte a mitigar esta realidad, le dio vida a Liderazgo Consciente, una obra que entiende el liderazgo desde el ser, le apuesta a la legalidad y se fundamenta en los valores, tan necesarios por estos días.

La idea central de la campaña es que los lectores asuman que pueden llegar a ejercer el liderazgo, que las habilidades se pueden fortalecer y que es cuestión de que cada uno identifique cuáles son sus talentos y los pongan al servicio de la sociedad. Liderazgo Consciente es una oportunidad para tener un desarrollo sostenible, que piense en la gente, el medioambiente y en la prosperidad económica. La estrategia se compone de la serie periodística “Conversaciones con líderes”, que este año entrevistó sólo a mujeres, para destacar el potencial que tienen y las oportunidades que se pierden si se ignora su talento.

También circularon los fascículos coleccionables, 24 en total, que este año contaron con la participación de 10 expertos, entre académicos, empresarios y líderes sociales, quienes nos hablaron de un liderazgo de lo humano, uno que invita a las personas a sacar lo mejor de sí y dejar atrás esa idea de que líder sólo es aquel que está en posiciones de alta gerencia. Nos enseñaron que cada uno desde su rol puede y debe asumir el liderazgo. Que una conjunción de cualidades como carácter, disciplina, convicción, ética y la capacidad de trabajar en equipo es lo que hace al verdadero líder, y no sólo una de ellas.

Además, que si asumen ese rol y lo ejercen con responsabilidad, pueden ayudar a disminuir la pobreza, mitigar los efectos del cambio climático, habilitar espacios en los que la diversidad sea protagonista y edificar un país más justo. Estas responsabilidades de liderazgo son determinantes en la transición de una Colombia de guerra a un escenario de paz. Los fascículos tuvieron la asesoría del Colegio de Estudios Superiores en Administración (CESA), y, para complementar la mirada académica, se hicieron perfiles y entrevistas a líderes sociales, emprendedores y de alta gerencia.

En el marco del proyecto, otorgamos el Premio de Liderazgo de El Espectador. Recibimos más de 100 propuestas de todo el país. Ideas innovadoras, volcadas a ayudar a sus comunidades. Los ganadores de este año fueron: Equitel, que tiene una cultura de la felicidad; Alquería, con un proyecto que reemplaza los cultivos de coca por la producción lechera, y David Hernández, creador del ludófono, un instrumento para que los niños se involucren con la música. Mención especial recibió Luis Fernando Rico, por el tipo de liderazgo que impuso en Isagén, tan afín a los principios de Profesión Líder. Ellos son ejemplo de que se pueden realizar cambios a través del liderazgo y el trabajo en equipo.

Algunos de los ganadores nos acompañaron en el conversatorio “Liderazgo, integridad y sostenibilidad”, en el que participaron líderes de los sectores público y privado y de la academia, quienes discutieron los retos que tienen desde su rol, así como su conciencia para realizar transformaciones que trasciendan en el tiempo con un sello de transparencia e integridad. La gran conclusión del foro es que necesitamos un liderazgo integral que tenga visión a largo plazo y que deje a un lado la viveza, porque la sociedad no resiste más. Debemos estar apegados a la norma y al juego limpio. Ese es el reto y la responsabilidad que tienen las organizaciones, que son el motor de la sociedad, y a través de su ejemplo podrán lograr que ese propósito se vuelque en los entornos en los que operan.

Por eso El Espectador, con el compromiso de apoyar a esas transformaciones, seguirá formando líderes que sean íntegros y se destaquen por su ética. Esos líderes que no negocian sus principios y que piensan en el bienestar común, que se mueven por propósitos que van más allá del dinero. Profesión Líder cuenta con el respaldo de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), el apoyo de La Equidad Seguros, Banco BBVA y la asesoría del Colegio de Estudios Superiores en Administración (CESA). Los invitamos a que nos sigan acompañando en esta ardua tarea.