Unión Europea quiere impulsar el comercio en euros para defenderse de Trump

Esta es la más reciente señal de que los líderes europeos buscan más autonomía ante los esfuerzos del presidente estadounidense por reformar el orden global.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Bloomberg.

La Unión Europea quiere reforzar el rol global del euro como parte de una iniciativa para evitar las presiones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuyas medidas de política exterior chocan cada vez más con su socio transatlántico, dijo el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Esta es la más reciente señal de que los líderes europeos buscan más autonomía ante los esfuerzos de Trump por reformar el orden global. Desde que llegó a la Casa Blanca, el presidente estadounidense ha cuestionado la importancia de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, se retiró de un acuerdo nuclear con Irán y dijo, en plena guerra comercial, que la UE era “enemiga” de EE.UU.

“Tenemos que encontrar una forma de superar las amenazas estadounidenses. Es otra forma de superar las sanciones”, dijo Borrell en referencia a la decisión tomada por Trump en mayo de abandonar el acuerdo nuclear con Irán, por cuya preservación la UE hizo lobby ante él.

La decisión de EE.UU. obligó a varias empresas europeas, entre ellas Daimler AG y Total SA, a retirarse de Irán para evitar que las sancionara EE.UU. El ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, y el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, sugirieron que los países de la UE creen sistemas de pago independientes de EE.UU. para evitar las nuevas regulaciones.

Corte penal

Pero no se trata solo de Irán. Esta semana, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, amenazó con sanciones contra la Corte Penal Internacional, un tribunal apoyado por la ONU, que está evaluando procesar a miembros de las fuerzas armadas estadounidenses por supuestos abusos en Afganistán.

Aumentando el volumen de comercio internacional efectuado en euros, la UE les facilitaría a empresas e individuos realizar negocios fuera del alcance del Gobierno estadounidense.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, dijo el miércoles que es “absurdo” que las empresas europeas paguen por aviones europeos en dólares y cuestionó por qué el 80 por ciento de las importaciones de energía del continente se pagan en moneda estadounidense.

En su discurso anual por el Estado de la Unión ante el Parlamento Europeo, Juncker prometió dar detalles sobre sus ambiciones con un plan para fin de año.

La pelea por las sanciones contra Irán se da en un momento en el que los líderes europeos ya están inquietos por la embestida de Trump contra el sistema de comercio global. En su intento por tranquilizar a los defensores del libre comercio, la UE busca cerrar acuerdos con países como Japón, Australia y los países del Mercosur en Sudamérica, y está en el proceso de ratificación de un acuerdo con Canadá.

“Los europeos están haciendo un gran esfuerzo para salvaguardar el enfoque multilateral del comercio. La diplomacia no es la mejor cualidad del Gobierno de Trump”, dijo Borrell, quien estuvo en Estrasburgo para escuchar a Juncker.