En el Día Internacional del Trabajo

Venezuela se prepara para un duelo de marchas en Caracas

Los líderes de la oposición buscan mantener el ímpetu que volcó a más de un millón de seguidores a las calles en las marchas del mes pasado para protestar por lo que señalaron como una usurpación de poder por parte de la Corte Suprema para restringir el poder de la Asamblea Nacional que ellos controlan.

Así se registró la manifestación en Caracas, este miércoles 26 de abril. /EFE

Los venezolanos se preparaban hoy para manifestaciones para conmemorar el Día Internacional del Trabajo luego de que enfrentamientos el mes pasado dejaran decenas de muertos y motivara al Papa Francisco a renovar su llamado a una solución negociada a la crisis que envuelve al país sudamericano. (Lea: Así están las cifras laborales en Colombia, según Santos)

La oposición marchará desde 26 puntos a través de Caracas en un día de calor y lluvia, en una iniciativa promovida en las redes sociales con el hashtag #ElPuebloSeRebelaContraElGolpe.

Las estaciones del metro de Caracas estaban cerradas, ya que el gobierno usualmente buscar impedir que los manifestantes lleguen a las oficinas del gobierno en el centro de la ciudad. El presidente Nicolás Maduro hablará en una marcha progubernamental allí, y ha prometido grandes anuncios esta tarde.

Los líderes de la oposición buscan mantener el ímpetu que volcó a más de un millón de seguidores a las calles en las marchas del mes pasado para protestar por lo que señalaron como una usurpación de poder por parte de la Corte Suprema para restringir el poder de la Asamblea Nacional que ellos controlan. El presidente del Congreso, Julio Borges, advirtió el domingo que Maduro trataría de usurpar aún más la autoridad del Congreso.

"Van a querer materializar un golpe de Estado con una constituyente comunal para dar un salto tipo Cuba", dijo en una conferencia de prensa, agregando que la oposición había expresado sus preocupaciones a otros países de la región. Maduro "quiere apagar un incendio más gasolina".

Intervención desde el Vaticano

El domingo, el Papa Francisco apeló en una misa en Ciudad Vaticano para poner fin a la violencia que, según dijo, está "agotando al pueblo".

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú, Paraguay y Uruguay se pronunciaron a través de un comunicado de prensa emitido por la cancillería de Argentina señalando que concuerdan con el Papa Francisco.

"Reiteramos que se requiere el cese de los actos de violencia, la plena vigencia del Estado de Derecho, la liberación de presos políticos, la plena restitución de las prerrogativas de la Asamblea Nacional y la definición de un cronograma electoral".

La declaración del Papa se produce después de que un diálogo patrocinado por el Vaticano fracasó el año pasado y muchos líderes de la oposición criticaron el proceso, diciendo que simplemente compró tiempo para el gobierno y extendió la crisis.

La semana pasada, los legisladores de la oposición dieron a conocer demandas que incluían la designación de una junta electoral imparcial, elecciones presidenciales anticipadas, una fecha inmediata para las elecciones regionales atrasadas, la autorización gubernamental para recibir ayuda humanitaria de alimentos y medicinas, el respeto a la autonomía de la Asamblea Nacional controlada por la oposición, la liberación de todos los presos políticos y el desarme de los grupos progubernamentales conocidos como colectivos.

En preparación para la marcha progubernamental, Maduro anunció el domingo un aumento al salario mínimo mensual del país por tercera vez este año a unos 200.000 bolívares, un alza de 60%, a medida que el país sigue sufriendo una inflación de tres dígitos. Al tipo de cambio del mercado negro, la cifra sigue siendo menor a US$50 al mes.