Correa pide agilidad para cerrar los bancos en liquidación

Hasta ahora se han cerrado siete entidades, de un número cercano a la treintena.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió el miércoles a la Superintendencia de Bancos una mayor agilidad para concluir la liquidación de las entidades bancarias que en 1998 y 1999 desataron la peor crisis financiera de la historia del país y adelantó que el proceso puede terminar el próximo diciembre.

Correa, que el martes regresó de un viaje privado a Cuba, se reunió el miércoles con la Junta Bancaria, a la que pidió prontitud en el proceso de cierre de los bancos en liquidación, informó la Presidencia.

Hasta ahora se han cerrado siete entidades, de un número no precisado que se sitúa entre una veintena y una treintena, cuando, según el presidente ecuatoriano, "deberían estar cerradas todas" y cobradas "todas las deudas" que dejaron.

Ante el "lento avance en el cierre de las entidades en liquidación" , Correa pidió llevar a cabo una "profunda reforma" , una "reestructura" , de la Superintendencia de bancos, porque, a su juicio, aún "siguen los mismos de siempre" con facultad para tomar decisiones en beneficio de los representantes bancarios.

"Todavía los bancos no se cierran, todavía no se cobra a los deudores de la banca, todavía no se le devuelve la plata a todos los estafados por la banca, todavía tenemos certificados pasivos garantizados y en base a todas esa informaciones no se ha recuperado el dinero que se tiene que recuperar" , declaró el mandatario.

Además, afirmó que, tras la reunión de hoy, espera que se aceleren los trabajos y que para el próximo diciembre se cierre "para siempre, con justicia y transparencia, esta pesadilla que ha sido la crisis bancaria y que ha durado más de 10 años".

En 1999, después de la peor crisis financiera que ha sufrido Ecuador, una treintena de bancos pasó a manos del Estado, algunos fueron saneados y volvieron a funcionar y otros ingresaron a liquidación.

Para recuperar el dinero que el Estado destinó a sanear las entidades financieras intervenidas durante la crisis, que le costó al erario nacional más de 8.000 millones de dólares, el Gobierno creó la Agencia Estatal de Depósitos (AGD) , que hasta la fecha se ha incautado de numerosas empresas, propiedad de los banqueros.

Temas relacionados

 

últimas noticias