EE.UU. quiere terminar con la maldición del Mundial de Baloncesto

Esta vez fue seleccionado un quinteto de jóvenes ante la ausencia de las estrellas de la NBA.

Un joven combinado nacional de jugadores de Estados Unidos, en ausencia de muchas de las estrellas que se colgaron el oro olímpico en Pekín-2008, participarán en Turquía (28 agosto-12 septiembre) con el objetivo de conquistar el primer Mundial para su país desde 1994.

Como es habitual, los norteamericanos se presentan como favoritos al oro, a pesar de que en los últimos meses se confirmaron las ausencias de hombres como Kobe Bryant, LeBron James, Dwyane Wade, Carmelo Anthony y otras figuras del campeonato del país (NBA), que se sumaron a la ola de bajas del torneo.

Con cuatro jugadores de 21 años, el equipo tratará de sentar las bases del grupo que debería defender el título olímpico en Londres-2012, terminando de paso con la ‘maldición' que le persigue en el Mundial desde Canadá-1994.

"Saber que nos llaman el ‘equipo B' y que creen que no vamos a ganar nos hace salir con más ganas y trabajar aún más duro", comentó uno de los integrantes, Derrick Rose (Chicago Bulls).

La última selección estadounidense que conquistó el título mundial fue bautizada como ‘Dream Team 2', por su continuidad respecto al grupo de estrellas que, con Michael Jordan y Magic Johnson al frente, se reunieron para deslumbrar al mundo en los Juegos de Barcelona-1992.

El actual equipo estadounidense sigue la línea de hace dos años, con ausencia de algunas estrellas, pero con otros jugadores curtidos al más alto nivel.

El gran reto para el entrenador Mike Krzyzewski será conseguir que los jóvenes puedan hacer frente a rivales mucho más experimentados, con España, Argentina, Brasil o Grecia, su ‘verdugo' en la semifinal del Mundial-2006, como principales adversarios.

En el gran test previo al torneo, tras encadenar éxitos en sus amistosos, el equipo ganó a los españoles, defensores de la corona mundial, en Madrid, pero por un único punto (86-85), mostrando la igualdad con la que llegan los dos grandes favoritos.

"Nosotros no tenemos a la gente de los Juegos (Olímpicos), pero estamos contentos con el equipo que tenemos. El factor de la experiencia será algo que tendremos que hacer frente y superar", comentó Krzyzewski.

El resto de equipos prefiere no confiarse y no dudan en destacar los méritos del equipo estadounidense.

"Tienen un equipo joven, pero con mucho talento. Están ante una gran oportunidad", señaló el francés Boris Diaw, del Charlotte Bobcats de la NBA.

Lamar Odom, ‘superviviente' del equipo que se colgó el bronce en Atenas-2004, es consciente de que tendrá que desempeñar un papel especial con los jóvenes. "Será una buena experiencia para ellos. Tendrán que crecer y madurar realmente rápido", explicó.

Junto a él estarán hombres como la gran estrella Kevin Durant (Oklahoma City), Tyson Chandler (Dallas Mavericks) o Andre Iguodala (Philadelphia 76ers), como hombres clave en el planteamiento de Krzyzewski. El base Rajon Rondo (Boston Celtics) quedó fuera a última hora por petición personal.

"Este grupo es más joven, pero muy atlético. Nadie en este torneo salta más alto que Andre Iguodala, Kevin Durant o Tyson Chandler", avisó Odom.

Estados Unidos, encuadrado en el grupo B de la primera fase, en Ankara, debuta el sábado contra Croacia, en una llave que se completa con Brasil, Eslovenia, Túnez e Irán.