Cultura

25 Jun 2018 - 9:54 p. m.

El Gran Encuentro de Chelistas celebra sus 10 años con una versión dedicada al chelo y el cine

Después de una década de trabajo continuo, el Gran Encuentro de Chelistas llega a su décima versión con el evento: El sonido del Violonchelo en 35 MM.

Isabella Troncoso

Desde el lunes 25 de junio al sábado 30 de junio, la orquesta de violinchelos más grande del país tocará las obras de las mejores bandas sonoras del séptimo arte. / Cortesía Guacamayas comunicaciones
Desde el lunes 25 de junio al sábado 30 de junio, la orquesta de violinchelos más grande del país tocará las obras de las mejores bandas sonoras del séptimo arte. / Cortesía Guacamayas comunicaciones

El GECH, fue creado en el 2002 por la chelista colombiana Sandra Parra Cobaleda, quien durante 10 años ha dirigido con esfuerzo y amor este proyecto socio cultural que convoca a niños y jóvenes de todo el país.

La artista independiente y gestora cultural, reconocida también por su nominación al Grammy Latino por el álbum de música infantil "De la cuna a la Jungla", ha concebido el arte y en especial la práctica de la música, como un vehículo para la transformación social, idóneo en nuestro país para tejer vínculos y escenarios de unión y reconciliación. 

Este año para celebrar los 10 años, el Gran Encuentro de Chelistas nos trae una versión diferente. La directora decide dejar a un lado "la música popular" para incursionar en el mundo de "estética de las bandas sonoras", y así poder inspirar a los jóvenes chelistas trayéndoles una nueva temática dedicada al Chelo y al Cine: El sonido del Violinchelo en 35MM. Durante la semana, desde el lunes 25 de junio al sábado 30 de junio, la orquesta de violinchelos más grande del país tocará las mejores bandas sonoras del séptimo arte.

Puede leer: Carlos Prieto: La tinta indeleble del violonchelo

Para esta celebración de aniversario, Sandra Parra profundiza un poco más acerca de lo nuevo que trae el evento que contará con la participación de la chelista israelí, Mira Abul ELAssal, las alianzas estratégicas con la universidad de los Andes y The Global Leaders Program, 

¿Hace cuánto nació la iniciativa del Gran Encuentro de Chelistas?

El Gran encuentro de chelistas lo inicie en el año 2002. Recién salía de la universidad y quería hacer un proyecto que involucrara niños y jóvenes de diferentes orígenes para tener la oportunidad y el disfrute de hacer música juntos. Ese año hicimos el primer gran encuentro de chelistas.

¿Por qué hacer un evento así?

Yo pienso que yo pongo ahí mis preguntas como artista. Es un escenario donde yo me he inventado algunas respuestas o las he encontrado. En el encuentro existen dos cosas muy importantes que son la inspiración para hacer cada encuentro. Buscar un punto de encuentro con los chelistas y poner al chelo a dialogar con diferentes lenguajes y contextos culturales. Cada año renovar esta misión estética es darles a los chelistas una inspiración de lo que se puede hacer con el chelo.

Esta es la Décima Edición, ¿qué tiene de nuevo?

Esta décima edición está dedicada al chelo y al cine. Desde hace varios años hacíamos música popular, este año nos decidimos a apostarle a la estética de las bandas sonoras. Vamos a tener un encuentro donde nos vamos a sensibilizar sobre el arte que hay detrás de cada película. Hay un compositor, un director de sonido, un diseño sonoro, una banda sonora y un tema principal. Vamos a aprender todos esos conceptos con la idea de que cada vez que vayamos a cine seamos conscientes de que hay todo un universo musical que acompaña todas esas imágenes que vemos.

Otro gran acierto de este año es que logramos nuestra primera alianza internacional con The Global Leaders Program. Vamos a tener una solista con nosotros que le da otro sentido al encuentro. Es una versión que viene cargada con una inspiración hacia la mujer, hacia las niñas.

¿Qué relación encuentra usted entre el cine y la música?

Ya la había introducido y es: ¿cómo el chelo siendo un instrumento clásico hace parte de una orquesta? y ¿en ese sentido las bandas sonoras hoy día tienen un lenguaje absolutamente sinfónico? Vamos a ver cómo se comporta el chelo dentro de la música cinematográfica.

Puede leer: Julia Hagen y la disciplina del chelo

¿Por qué traer a una chelista israelí?

The Global Leader Program es un programa presente en todo el mundo. Selecciona proyectos alrededor del mundo que hacen transformación de comunidades a través del arte. Que el Gran Encuentro de Chelistas tenga ese reconocimiento nos hace merecedores de que venga un maestro para que conozcan nuestra iniciativa. Es un proceso largo, ya que llegar a tener esta aprobación nos ha costado meses.

¿Cuáles son los retos para el próximo año?

Vamos firmar un convenio con la fundación Bolívar Davivienda por 3 años. Definitivamente hacer un proyecto auto gestionado que depende de las donaciones y alianzas, es una tarea titánica. Sacar un festival adelante requiere de la participación de varias personas y un aliado. Lo que sigue es proyectar un trabajo de tres años y es la primera vez que lo vamos a hacer. 

¿Cuál cree usted que ha sido la razón por la cual el número de chelistas ha aumentado con los años?

El número de participantes ha crecido porque el encuentro está lleno de expectativas. Cuidamos cada detalle para que cada uno se sienta especial. No existe una actividad donde no sepamos qué es lo que hacen los niños o donde están. En cada momento son importantes y el trabajo en equipo es una de nuestras banderas.

¿Qué oportunidades genera este encuentro para los jóvenes Chelistas de todo el país?

Buscamos un espacio donde la gente se encuentre, se reconozca y nos acercamos en ese sentido. Compartimos desde las distintas escuelas de chelos que hay en la cuidad. En el país es un insumo muy grande poder compartir con personas con las que no tenemos contacto. Les ofrecemos un plan de formación frente a cada temática cada año Los solistas que invitamos cumplen la misión de inspirarlos en las búsquedas de orientar sus preguntas.

Síguenos en Google Noticias