15 Sep 2021 - 2:00 a. m.

León a la valentía

La 78ª edición de la Mostra de Venecia superó con creces todas las expectativas, tanto las cinematográficas como aquellas relacionadas con las medidas sanitarias.

Janina Pérez Arias

Con la fiesta concluida, no queda más que sacudir los manteles, recoger la casa y sacar conclusiones. Después de declararse la clausura de la Bienal de Venecia, se puede afirmar que la 78ª edición superó con creces todas las expectativas, tanto las cinematográficas como aquellas relacionadas con las medidas sanitarias.

En la segunda edición en época de pandemia, volvieron al Lido de Venecia celebridades, prensa internacional y público gracias a la puesta en práctica de un plan sanitario que hizo que los asistentes se sintieran seguros: en las salas de proyección al 50 % del aforo, con acceso restringido a la zona del festival y con la alfombra roja protegida con tabiques de casi dos metros de altura.

Comparte: