El Magazín Cultural

Publicidad
31 Aug 2021 - 8:44 p. m.

Pintan rostros de desaparecidos en un mural de Acapulco

Una iniciativa ciudadana está pintando 50 rostros de personas desaparecidas en un mural de la ciudad costera de Acapulco, en el sur de México, para que la población ayude a encontrarlos con motivo del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, que se conmemora el 30 de agosto.
Cada retrato humaniza un semblante distinto, teniendo en cuenta que cada uno cuenta una historia diferente. Por rostro, Alexis Godínez Rodríguez tarda alrededor de cuatro a cinco horas.
Cada retrato humaniza un semblante distinto, teniendo en cuenta que cada uno cuenta una historia diferente. Por rostro, Alexis Godínez Rodríguez tarda alrededor de cuatro a cinco horas.
Foto: Agencia EFE

“La idea de esto es que nos digan si vieron a la persona que está en el mural en tal lado, o que nos cuenten si vieron cuándo se los llevaron”, dijo a Efe, el encargado del proyecto y padre de una joven desaparecida, Sergio Ceballos.

Detrás de los rostros pintados se encuentran las historias de las madres, hijos, hermanos y tíos que no han sido encontrados y que se siguen buscando, y a pesar de no estar relacionados entre ellos, actualmente los une una misma situación, una desaparición.

La asociación “Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos” decidió comenzar con una serie de actividades dentro de las cuales se encuentra este mural ubicado en uno de los accesos a la playa Papagayo de la ciudad de Acapulco, municipio que concentra por lo menos 4.200 personas desaparecidas.

Le sugerimos: “Refranes y dichos del ayer”: una compilación de más de 800 refranes de Colombia

“Los desaparecidos son gente de aquí, como usted o como yo y sus familiares están en busca de ellos, y eso es lo que más me resalta a mí, la fortaleza y la valentía, el espíritu luchador de los familiares, de que están haciendo todo lo posible”, explicó Alexis Godínez Rodríguez, quien ha trabajado en esta obra de arte desde hace más de dos semanas.

A pesar de ser una pintura, Godínez pretende que cada retrato sea lo más real posible, por lo que ha decidido que todos tengan un semblante distinto, pasando por los tristes, hasta llegar a los enojados y felices, ya que cada uno cuenta una historia y una situación diferente.

Tarda entre cuatro y cinco horas de trabajo para cada rostro, sin contar con las adversidades que se ha tenido que enfrentar por las lluvias que ha habido en la zona en los últimos días, lo cual solo le ha permitido realizar de dos a tres dibujos por jornada.

Le puede interesar: Recorriendo el “Viacrucis”, de Fernando Botero

Aunque a la asociación le ha costado más de cinco años poder realizar este mural, pretenden que se pueda encontrar más espacios públicos donde se sigan haciendo estos retratos, ya que actualmente cuentan con 300 familias dentro de la organización y no todos sus desaparecidos pudieron ser plasmados. México tiene más de 90.000 casos desde 1964, año en el que comenzaron los registros.

Síguenos en Google Noticias