FARC convoca a pacto por la no violencia en la campaña electoral

El partido FARC hizo un llamado a los movimientos políticos, a las organizaciones sociales, a los medios de comunicación y a la iglesia a promover un "acuerdo político nacional" para que no exista vínculo entre violencia y política.

El partido político FARC convocó este martes a partidos, movimientos políticos, organizaciones sociales, minorías étnicas, medios de comunicación e iglesias para "promover y acompañar un acuerdo político nacional para la superación de todo vínculo entre violencia y política".

A través de un comunicado, la FARC insistió en la necesidad de coordinar una reunión urgente entre el Gobierno y su Consejo Político Nacional para generar condiciones que les garantice su "acción  y participación política".

El partido anunció la semana pasada la decisión de suspender temporalmente toda actividad política por falta de garantías para su ejercicio.  Según la FARC, los hechos violentos registrados en Quindío, Caquetá y Valle del Cauca en contra de Rodrigo Londoño (Timochenko) e Iván Márquez, "ponen de manifiesto la existencia de un plan coordinado, dirigido a impedir la participación política de un partido legalmente constituido, luego del acuerdo de paz que puso fin a un conflicto armado de más de medio siglo y que se originó, precisamente, en la intolerancia y la exclusión política, mezclada con la violencia partidista".

En el comunicado, la FARC añade que se requiere una "reunión con los representantes de los países garantes y con la segunda Misión de Naciones Unidas, a fin de exponer nuestras preocupaciones sobre los problemas diversos de la reincorporación política y la perspectiva del acuerdo de paz".

Finalmente, solicitaron "reuniones de consulta e intercambio" con las diversas entidades de la sociedad civil y aseguraron que mientras eso sucede realizarán  actividades de pedagogía de paz en el país.

"A las víctimas del conflicto, les reiteramos el compromiso de asumir nuestras responsabilidades y cumplir con los propósitos de reparación integral, en las condiciones señaladas por el Acuerdo Final, tal y como esperamos ocurra con todos aquellos que participaron de manera directa o indirecta en la larga y dolorosa contienda militar. A las gentes del común, a los colombianos y colombianos, les reafirmamos nuestro compromiso por cualificar la contienda política democrática y por luchar con toda la pasión posible por el logro de las transformaciones que reclama nuestra sociedad".