A quemarropa

Juan Carlos Wills, la renovación conservadora en la Cámara

Abogado con especialización en derecho administrativo y con maestría en política, Juan Carlos Wills es la cabeza de lista del Partido Conservador a la Cámara por Bogotá. Fue secretario general de la colectividad y su propuesta, dice, está enfocada en lo social.

Juan Carlos Wills es el 101 del Partido Conservador en el tarjetón. / Archivo particular

¿Qué quiere hacer por Bogotá?

Más allá del tema de la movilidad y la seguridad ciudadana, queremos enfocarnos en el trabajo social, que le está faltando mucho a la ciudad. Y un tema fundamental es el incremento en el consumo de drogas. La Corte Constitucional estableció que no hay dosis personal sino de aprovisionamiento, y eso lo que ha hecho es incrementar el microtráfico. Queremos legislar sobre el tema para que no haya ni dosis mínima ni de aprovisionamiento. Mano dura contra el microtráfico y mano amable contra el consumidor, generando políticas públicas de rehabilitación y resocialización.

¿Qué piensa del metro?

Todas las grandes capitales del mundo lo tienen. Es una necesidad que tiene que hacerse realidad, así sea subterráneo o elevado. Hay que hacer que la movilidad mejore la calidad de vida de los bogotanos porque no puede ser que la gente tenga que gastarse tres horas en ir a su trabajo o su casa.

¿Y la seguridad ciudadana?

Se han hecho esfuerzos en la implementación de cámaras, pero debe ser algo más integral. Pensar, por ejemplo, en una policía cívica, en una vigilancia entre barrios donde la comunidad tenga la posibilidad de reacción junto con las autoridades. Hay un incremento absurdo de la percepción de inseguridad y tenemos que comenzar por despolarizar en el país el tema de la paz para hablar de los temas que afectan directamente a la gente, como es el de la situación económica, porque muchos angustiosamente se ven en la necesidad de salir a robar para darles de comer a sus hijos. Y tiene que haber una fuerza policial efectiva, porque a los pocos efectivos que hay en la ciudad los ponen a vigilar Transmilenio, que como empresa privada debería contratar esa vigilancia.

¿En ocho años podremos bañarnos en el río Bogotá, como dijo Peñalosa?

Debemos halar recursos para recuperar la navegabilidad, pero no sé si hasta el punto de llegar a bañarse en él. Desafortunadamente todavía las instituciones encargadas de sacarlo adelante no han sido efectivas y la contaminación sigue.

¿Su postura sobre el aborto?

Estoy de acuerdo con las tres excepciones que hizo la Corte: deformaciones en el feto, riesgo de muerte de la madre y por violación.

¿Y frente a la eutanasia?

Hay diferentes formas de sufrimiento, pero creo que siempre hay que buscar la manera y tener la esperanza de recuperar la vida.

¿Hacer trizas, reformar o dejar como están los Acuerdo de Paz?

El próximo Congreso viene con todas las intenciones de hacer modificaciones, no al Acuerdo sino a la implementación. No se pueden hacer trizas, no podemos retroceder a la guerra. La paz es un paso adelante, aunque haya algunas dudas y cosas por mejorar.

¿Seguir hablando a suspender los diálogos con el Eln?

Sin duda, seguir hablando y persistir en lograr acuerdos.

¿Cárcel para los menores delincuentes mayores de 12 años?

Hay que estudiarlo muy bien. Las organizaciones delincuenciales están utilizando a los menores para cometer los delitos, y para ello estimulan el consumo de drogas desde muy temprana edad. Creo que debe haber una edad por debajo de los 18 años donde tienen que responder con mayor contundencia.

¿A favor o en contra del matrimonio igualitario?

Como conservadores tenemos que pensar que cada vez se van abriendo más puertas. Ahora, lo que sí debe ser prioridad son los niños, que deben estar criados por un padre y una madre. No nos oponemos a la unión como parejas, pero sí a la adopción.

¿Cómo ser joven y conservador a la vez?

Los rebeldes también podemos ser de derecha y conservadores, no es una condición exclusiva de la izquierda. La recuperación del medio ambiente es un tema conservador, el primer Código del Medio Ambiente lo hizo Misael Pastraba Borrero y muchas de sus cosas están aún vigentes. La familia como núcleo esencial de la sociedad y el trabajo social siempre han sido banderas conservadoras.

¿Sustitución, erradicación forzada o fumigación de cultivos ilícitos?

Uno de los más graves errores del Gobierno fue suspender la fumigación aérea. Los cultivos ilícitos ya son cerca de 200 mil hectáreas y eso es una enfermedad silenciosa.

¿Aceptaría que sus hijos tuvieran de compañero en el colegio el hijo de un desmovilizado?

No tendría ningún problema. Aquí lo importante es ayudar a que esas familias se resocialicen y se reintegren a la sociedad.