La dura carta de Luis Fernando Velasco a César Gaviria

El senador reconoció que el Partido Liberal vive una profunda crisis y se la atribuye a que la colectividad dejó de defender ideas para refugiarse en la burocracia. Además, le pide al jefe único del partido convocar a un congreso extraordinario para enfrentar el momento que vive la colectividad.

El fracaso electoral del candidato liberal, Humberto de la Calle, y la posterior adhesión de la colectividad a la aspiración de Iván Duque a la presidencia, ha desencadenado una profunda crisis en el partido más antiguo de Colombia. En este contexto, uno de los principales líderes del liberalismo, el senador Luis Fernando Velasco, envió una carta al expresidente César Gaviria, jefe único del partido, pidiéndole que convoque a un Congreso extraordinario para hacerle frente al peor momento de su historia política.

En la misiva Velasco empieza por reconocer que Gaviria es el principal gestor de la Constitución de 1991, cuyos progresos, señala, son esencialmente liberales. También advierte que escribe la carta sin olvidar que fue objeto de la solidaridad del exmandatario cuando, a través de un falso testimonio, fue involucrado en la fallida “farc política”. “Señor expresidente, en el debate sobre nuestro partido creo que nos equivocaríamos al no iniciar reconociendo la profunda crisis del mismo, igual sería injusto depositar toda la responsabilidad de esta en su cabeza pues hay otros que también deben responder, pero sería cobarde no evaluar su tarea en la dirección del partido en los últimos años”, escribió el parlamentario caucano.

Velasco fue enfático en que la salud del liberalismo no se puede solo medir por las curules que se perdieron o las que se dejaron de ganar en las últimas elecciones, pues según él, la expresión más clara de las crisis es la falta de identidad ideológica de sus militantes con las ideas que inspiraron la colectividad. “Nuestra crisis, doctor Gaviria, se expresa en la profunda lejanía que tiene hoy nuestro partido con el ciudadano, en la falta de norte ideológico que defina por qué somos liberales, qué defendemos, nuestra crisis tiene mucho que ver con olvidarnos de dónde venimos y por ello no tener claro hacia dónde vamos”, agregó.

Velasco, además, le reclamó a Gaviria por la confección de las listas para las elecciones legislativas, y le sugirió  que “el pragmatismo” con el que se entregaron avales “a candidatos que no tienen un mínimo de coherencia con las ideas liberales” sólo para mantener cuotas de poder, con congresistas y gobernantes locales y regionales que “usan la camiseta roja solo para las elecciones, pero la guardan en el ejercicio del gobierno y demuestran un talante reaccionario cuando de defender los avances democráticos se trata”.

El senador Velasco sostuvo que el Partido Liberal impulsó la defensa de los derechos de las minorías, pero no tuvo la misma consistencia cuando debía defender los derechos colectivos “de corte económico en una sociedad profundamente desigual, no enfrentamos las luchas por los derechos ambientales y por ello, otros hoy con banderas liberales se encuentran con los ciudadanos   y los interpretan”. A renglón seguido, Velasco hizo referencia a que las banderas del partido hondean en nuevos movimientos políticos y bajo otros liderazgos, como el de Gustavo Petro.

“Mientras esto ocurre, algunos miopes líderes liberales creen que refugiándonos en los escudos de la burocracia podremos sobrevivir; no señor expresidente, hay liberales que creemos que nuestro camino es otro y daremos ese debate sin salirnos del partido, pues sentimos que el espíritu liberal esta de nuestro lado”, añadió, no sin antes, pedirle que convoque a un congreso extraordinario en el que las bases liberales sean quienes definan los nuevos rumbos de la colectividad.

“Un partido con la historia del liberalismo debe mirarse hacia adentro y entender que hay futuro no solo al lado de las mieles de la burocracia, sino también del lado de la defensa de caros ideales que no podemos traicionar. Nuestra crisis es estructural y solo podemos superarla su escuchamos a nuestro líderes regionales, a nuestro jóvenes y a los sectores sociales que cada vez se alejan más y en especial a los ciudadanos que nos demostraron que en Colombia sí hay sentimiento liberal, pero lo dramático es que nuestro partido no lo está representando” , concluyó.

 

Le puede interesar:

 

Le puede interesar: