Elecciones sin injerencia de grupos armados ilegales y con 39 capturas por delitos electorales

La Misión de Observación Electoral (MOE) dio un parte de tranquilidad sobre la situación de seguridad en estos comicios regionales, pero alertó sobre otras dos situaciones: recibieron 898 denuncias de posibles irregularidades y se presentaron confrontaciones entre ciudadanos de campañas opuestas.

En este puesto de votación de Pijiñó del Carmen (Magdalena), desconocidos destruyeron votos. / Archivo particular

Los colombianos salieron a votar en medio de unas elecciones convulsas que cobraron la vida de 24 candidatos de todas las regiones del país, previo a la jornada de ayer. Sin embargo, en los primeros comicios departamentales que se registran desde la firma del Acuerdo de Paz, los ojos de las autoridades no estaban al tanto de potenciales amenazas al orden público. La atención, este 27 de octubre, estaba en los complejos esquemas de compra de votos y corrupción electoral, como el que se descubrió en Barranquilla durante las pasadas elecciones legislativas y que terminó con la captura y posterior condena de la fugada excongresista, Aída Merlano.

(Le puede interesar: Bonos de mercado y sobres de dinero: así han capturado a gente comprando votos en estas elecciones

Precisamente en esta coyuntura del proceso contra Merlano, cuya condena menciona a poderosos clanes políticos del Caribe, fue que, ante la Registraduría 633.122 ciudadanos se inscribieron como testigos electorales. “Han sido las elecciones más observadas”, dijo el registrador nacional, Juan Carlos Galindo. Además, la Fiscalía puso a trabajar a 8.894 fiscales, asistentes e investigadores; y la Policía dispuso a 72.000 uniformados dedicados exclusivamente a velar por el normal desarrollo de la jornada en la que se eligen gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles o miembros de las Juntas administradoras locales.

La directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), Alejandra Barrios, aseguró al cierre de las urnas: “La MOE registra con satisfacción que no se han presentado hechos de orden público relacionados con grupos armados ilegales que perturben de manera determinante las elecciones en algunos municipios del país. Sin embargo, la MOE llama la atención de que, a diferencia de procesos electorales anteriores, en esta ocasión se ha hecho evidente la confrontación entre campañas que ha generado, por lo menos en 10 municipios hechos de orden público y, en consecuencia, han afectado el buen desarrollo de las elecciones”.

(Le puede interesar: Compra de votos y publicidad ilegal: los fenómenos electorales más comunes en Bogotá)

Barrios llamó la atención, por ejemplo, sobre lo ocurrido en Pijiño del Carmen y San Zenón (Magdalena). A cuatro horas de que se cerraran las urnas, la situación en varios puestos de votación de estos municipios se tornó violenta. Por un lado, en Pijiño, cerca de Mompox, personas entraron al puesto de votación del Colegio Nuestra Señora del Carmen y rompieron material electoral, como quedó registrado en varios videos que circulan por las redes sociales. Se señala que fueron destruidas 14 urnas con votos que ya habían sido depositados. Por otro lado, en San Zenón los ánimos se calentaron tanto que desconocidos llegaron a quemar las instalaciones de la Registraduría.

Balance de las capturas

La Fiscalía anunció que, durante la jornada electoral, fueron capturadas 39 personas desde que se abrieron hasta que se cerraron las mesas de votación. Sobres llenos de dinero, bonos de mercado y listados con los nombres de los potenciales votantes son algunas de las modalidades que ha descubierto el ente investigador en los comicios regionales. Según informó el fiscal general (e) Fabio Espitia a pocos minutos de que se abrieran las urnas, habían recibido 865 denuncias por delitos electorales: 249 relacionadas con fraude en inscripción de cédulas; 247 por corrupción al sufragante; 92 por constreñimiento al sufragante; 70 por intervención en política de funcionarios públicos; y 44 por elección ilícita de candidatos.

Según el parte del mediodía, las capturas desde que se abrieron las urnas se concentraron en ocho departamentos del país: Nariño, Tolima, Atlántico, Bolívar, Córdoba, Antioquia, Magdalena y Sucre. Uno de los casos más insólitos ocurrió en El Rosario (Nariño) donde fueron enviados a la cárcel los dos únicos candidatos a la alcaldía: Lauro Nel Arturo Guerrero y Alberto Folleco Eraso. Además, en el mismo municipio inició la judicialización del candidato al concejo local, Jesús Gilder Ojeda, quien aceptó cargos por el delito de fraude en la inscripción de cédulas.

En Atlántico, por otro lado, la Fiscalía capturó a una mujer que llevaba $1.170.000 en efectivo, además de un listado con nombres y cédulas de posibles votantes. “De acuerdo con el documento, a cada una de las personas de la lista se les hacía un pago de 50.000 pesos en efectivo”, dijo la Fiscalía. Asimismo, una persona en Bolívar fue capturada cargando 17 sobres con $50.000; en Córdoba capturaron a dos personas “que se encontraban repartiendo bonos para entregar mercados” y ya se les imputó el delito de corrupción al sufragante; y, en El Piñón (Magdalena), se capturó a una persona que portaba cuatro tarjetones marcados cuando salía del puesto de votación.

Por otro lado, en Antioquia, fue capturado un candidato. En el municipio de El Bagre, un aspirante al Concejo fue sorprendido cargando $620.000 en efectivo, así como propaganda de su propia campaña, lo cual no les es permitido el día de las elecciones.

888217

2019-10-27T17:06:54-05:00

article

2019-10-27T17:11:13-05:00

[email protected]

elecciones2019

Redacción Judicial

Judicial

Elecciones sin injerencia de grupos armados ilegales y con 39 capturas por delitos electorales

94

5668

5762