Hay cuatro candidatos en contienda

Movilidad y seguridad, los retos en Soacha

En el municipio más poblado de Cundinamarca se formaron tres coaliciones que buscan llegar a la Alcaldía. Quien llegue el cargo no solo deberá asumir la construcción de las fases II y III de Transmilenio, sino que además deberá enfrentar el microtráfico, la conurbación y la alta tasa de desempleo.

Juan Carlos Saldarriaga, Giovanni Ramírez, José Ernesto Morales y Óscar Legízamo son los candidatos a la alcaldía de Soacha. Cortesía

Las condiciones de Soacha son diferentes a las del resto de municipios que conforman Cundinamarca, esto porque no solo concentra alrededor del 20 % de la población de todo el departamento, sino que además se enfrenta a grandes retos que el próximo alcalde deberá atender de manera prioritaria.

Por ejemplo, las obras de las fases II y III de Transmilenio, que se deberán adelantar a la par de la reestructuración del transporte público del municipio. Asimismo, deberá ejecutar planes para reactivar la economía y el empleo dentro del municipio, mientras que con respecto al crecimiento de Soacha deberá trabajar tanto en la conurbación como en seguridad, pues el municipio necesita con urgencia una Policía Metropolitana o ampliar el pie de fuerza.

Para estas elecciones en el municipio hay cuatro candidatos en contienda, tres de los cuales conforman coaliciones desde diferentes esquinas políticas, con pretensiones tanto de darle continuidad a la actual administración de Eleázar González como de reformar el municipio.

Dentro de los aspirantes se encuentra Giovanni Ramírez, quien representa la coalición Alianza por Soacha, que integran el Partido Liberal, Cambio Radical, ASI, AICO y Mais, y a la que recientemente se ha adherido el MIRA. Ramírez forma parte de la misma casa política del actual alcalde, grupo liderado por la representante a la Cámara Betty Zorro, quien se ha convertido en los últimos años en cacica política de la región.

Su principal contendor es Juan Carlos Saldarriaga, quien conforma la coalición Soacha ciudad poderosa, integrada por el Partido de la U, el Centro Democrático y el Partido ADA (Alianza Democrática Afrocolombiana). Este abogado y líder barrial es candidato por tercera vez a la Alcaldía de Soacha. Primero lo hizo en 2011, y quedó de tercero. La segunda fue hace cuatro años en la que perdió contra González.

La izquierda en el municipio está representada por José Ernesto Morales, quien es parte de la coalición Soacha Humana y Alternativa, que integran el Polo Democrático y Colombia Humana. El abogado no solo ha sido un activo sindicalista del departamento, sino además ha estado en los últimos 15 años en diferentes carteras del municipio, como las secretarías de Salud, Educación y Hacienda.

Finalmente está Óscar Leguízamo, que representa al Partido de Reivindicación Étnica (PRE). Este técnico de producción agrícola llega sin alianzas, por lo que se muestra como el único candidato independiente de la baraja. Su experiencia política ha sido corta, pues fue presidente de junta de acción comunal, candidato al Concejo municipal y, además, dirigió la campaña de un candidato al Congreso en las pasadas elecciones.

Las necesidades

En primera medida, se debe hablar de la representatividad. Al igual que en Bogotá, en Soacha se ha dado la discusión con respecto a las cifras de población del último censo del DANE, ya que este reveló que en el municipio hay 634.000 habitantes, muy por debajo del casi millón de personas que contabilizó la administración local en un censo propio y que justifica con la llegada en los últimos años de al menos 55.000 víctimas del conflicto y 12.300 venezolanos.

Los candidatos, al igual que el actual alcalde, han dicho que la ciudad ha crecido mucho más de lo último que manifestó el DANE, por lo que la mayoría ha enfocado sus programas de gobierno en buscar soluciones de vivienda, empleabilidad y movilidad.

En el caso del Saldarriaga, ha sostenido que Soacha “necesita acabar con el flagelo de la autopista Sur”, pues esta se ha convertido en la única vía de salida del municipio, por lo que promete la ejecución de 46 obras que mejorarán las formas de acceso.

Por su parte, Morales ha insistido en la necesidad de organización urbana. Asegura que el acelerado crecimiento del municipio, sumado a la salida de las industrias y a la consolidación de Soacha como una ciudad dormitorio, requiere nuevas medidas para “dar garantías a las pequeñas y medianas empresas para la apertura de nuevos puestos de trabajo”.

Ramírez ha indicado que en seguridad, ante las altas tasas de homicidio y hurtos, creará rutas rápidas de judicialización, aumentará el pie de fuerza, priorizará la red de alarmas y cámaras comunitarias y creará lazos con frentes de seguridad comuna.

Mientras que Leguízamo ha señalado que trabajará por una ciudad solidaria que sea incluyente con las poblaciones vulnerables, y que refuerza la cultura y el deporte.

885198

2019-10-09T22:00:40-05:00

article

2019-10-09T22:15:01-05:00

[email protected]

elecciones2019

-Redacción Bogotá - [email protected]

Bogotá

Movilidad y seguridad, los retos en Soacha

42

4715

4757