10 diferencias entre ser fanático de la música cuando tienes 20 años y cuando tienes 30

De un compendio de 16 comportamientos que muestra Buzzfeed, extractamos 10 con los que de pronto ustedes se sienten identificados.

1. A los 20 muere por estar en las primeras filas de cualquier concierto.

A los 30 no quiere acercarse por allá y tiene un lugar completamente diferente en mente.

2. A los 20 hace cualquier clase de maromas; se sube a los hombros de un amigo, y bailar y saltar entre la multitud le parece una gran idea.

A los 30 huye de la multitud y corre asustado cuando la gente que lo rodea empieza a ponerse un poquito escandalosa.

3. A los 20 necesita conocer a cada nuevo artista mucho antes que los demás y saberse TODAS las canciones.

A los 30 se pone impaciente con las nuevas bandas "prometedoras" y solo quiere que lo sorprendan en la primera vez que los escucha.

4. A los 20 le da vergüenza que le haya gustado un artista que hizo algunos discos 'horribles' y que decayó.

A los 30 se da cuenta que le gusta mucho la música que solía pensar que era horrible.

5. A los 20 está dispuesto a viajar, recorrer e ir a donde sea por ir a un concierto.

A los 30 se siente agotado solo de pensar en ir a un espectáculo después del trabajo. Solo quiere llegar a su casa y ya.

6. A los 20 se pega emocionalmente a las canciones que reflejan algo de su vida o que lo conmueven.

A los 30 se preocupa más por los detalles sofisticados de la música y empieza a analizar a fondo la producción y el sonido de cada instrumento.

7. A los 20 actúa como un verdadero 'groupie' y elabora un plan perfecto para conocer al artista después del espectáculo y llevarse un autógrafo con usted.

A los 30 está más preocupado por salir y evitar el tráfico de vuelta a casa. Incluso, sale rápido para encontrar un medio de transporte antes de que salgan todos.

8. A los 20 todo lo que quiere es bailar, bailar y bailar.

A los 30... Eh, ya no tanto.

9. A los 20 escoge canciones de karaoke con letras profundas que digan algo de usted.

A los 30 solo escoge una que le guste a todo el mundo y que los ponga a bailar y cantar a todo pulmón.

10. A los 20 no puede imaginarse la vida sin la música.

A los 30, realmente, nada cambia. Esta es la mejor parte.

 

Temas relacionados