"12 años de esclavitud" gana el Óscar más importante de la noche: mejor película

Matthew McConaughey ganó la estatuilla a mejor actor, mientras que Cate Blanchett se la llevó por mejor actriz.

Elenco de "12 años de esclavitud".AFP

"12 años de esclavitud", del británico Steve McQueen, ganó como se esperaba el Óscar a la mejor película este domingo, al término de la 86a ceremonia de entrega en Hollywood de los mayores premios al cine.

"Todos merecen no sólo sobrevivir, sino vivir", dijo McQueen al agradecer el premio. "Dedico este galardón a todos los que han sufrido esclavitud y los que aún la sufren".

El éxito de la película supuso también el primer Óscar de la carrera de Brad Pitt, productor del largometraje, quien ya había sido nominado anteriormente en cuatro ocasiones, tres de ellas como actor ("Twelve Monkeys", "The Curious Case of Benjamin Button" y "Moneyball") y otra como productor ("Moneyball").

"Gracias por este honor increíble, sé que hablo por todos que ha sido un privilegio trabajar por esa historia", declaró Pitt con su estatuilla en la mano.

La cinta está basada en la biografía de Salomon Northup, un afroamericano libre de Nueva York que es secuestrado y vendido como esclavo en el sur donde experimenta la barbarie del propietario de una plantación.

"12 años de esclavitud" triunfó sobre "Gravedad", que acumuló siete estatuillas durante la ceremonia, "Escándalo americano" (o "La gran estafa americana"), "Capitán Phillips", "Nebraska", "El lobo de Wall Street", "Ella", "Dallas Buyers Club" y "Philomena".

Minutos antes, Matthew McConaughey había conquistado la estatuilla como mejor actor por "Dallas Buyers Club" gracias a su interpretación de un texano homófobo enfermo de sida, el actor, que perdió 20 kg para este papel, venció sobre Chiwetel Ejiofor ("12 años de esclavitud"), Bruce Dern ("Nebraska"), Leonardo DiCaprio ("El lobo de Wall Street") y Christian Bale ("Escándalo americano").

"Es una verdad científica que la gratitud siempre es recíproca", dijo el actor en un prolongado discurso de agradecimiento, impecable con un saco blanco con moña y chaleco negros, en el que agradeció a Dios, a sus colegas de reparto y a su familia.

Cate Blanchett, por su parte, se llevó el galardón a mejor actriz por "Blue Jasmine". En el filme de Woody Allen encarnó a una mujer de la alta sociedad neoyorquina caída en desgracia. La actriz de 44 años obtuvo su segundo Óscar el domingo y en una temporada de premios ya le había valido un Globo de Oro y un trofeo SAG del Sindicato de Actores de Estados Unidos, así como un Bafta británico.

"Estuve alejada de la industria cinematográfica durante largo tiempo, haciendo teatro", declaró recientemente la actriz, que en 2005 ganó el Óscar a mejor actriz de reparto por "El aviador".

Pero el inexorable derrumbe de Jasmine pareció conjugar sus pasiones por el escenario y la pantalla.

"Hay algo inherentemente teatral y con una pizca de 'standup' en la forma de trabajar de Allen, así que quizás yo estaba preparada para eso", añadió.

Blanchett describió a su personaje como un "cóctel explosivo" de desilusión, culpabilidad y "monumental vergüenza social", para el cual se inspiró en Ruth Madoff, la esposa del financista Bernard Madoff, condenado en 2009 a 150 años de cárcel por la que se considera la mayor estafa bursátil de la hioria.

Blanchett también ha comparado al personaje de Jasmine con Blanche Dubois, la "superviviente" con delirios de grandeza del clásico "Un tranvía llamado Deseo", a la que encarnó en las tablas en una aclamada interpretación en 2009.

La ceremonia

El primer premio de la noche fue para el estadounidense Jared Leto, nominado a mejor actor de reparto por "Dallas Buyers Club". Leto batió a Michael Fassbender ("12 años de esclavitud"), Barkhad Abdi ("Capitán Phillips"), Bradley Cooper ("Escándalo americano") y Jonah Hill ("El lobo de Wall Street").

"A todos los soñadores del mundo que están viendo esto esta noche, en lugares como Ucrania y Venezuela, les quiero decir: estamos aquí", dijo el actor, quien recibió el primer premio de la gala en el Teatro Dolby en Hollywood.

Por su parte, "Frozen", que reescribe el clásico cuento de Hans Christian Andersen "La reina de las nieves", le dio a los estudios Disney su primer Óscar a la mejor película animada desde la creación de la categoría en 2001.

La cinta, que ha recaudado casi 1.000 millones de dólares en todo el mundo, es la culminación del llamado "segundo renacimiento" de los estudios Disney, dinamizados por una competencia feroz y gracias a la incorporación del estudio Pixar y de su director John Lasseter al imperio del ratón Mickey.

Una historia modernizada pero con el sabor clásico de las películas más tradicionales de Disney, que se impuso a la irreverente animación de "Despicable Me 2", de Universal; a "The Croods", un producto típico de Dreamworks; a la delicadeza francesa de "Ernest & Celestine" y a "The Wind Rises", del maestro japonés Hayao Miyazaki, en una edición en la que, por primera vez, estuvo ausente Pixar.

"Frozen", dirigida por Chris Buck -guionista de "Pocahontas" y responsable de "Tarzán"-, y Jennifer Lee -que escribió el guión de "Wreck-It Ralph"-, es una adaptación de un cuento clásico, "La reina de las nieves", de Hans Christian Andersen, y ha sabido aunar elegancia con humor en una película muy cuidada estéticamente.

El Óscar a mejor película extranjera se quedó en "La gran belleza" del italiano Paolo Sorrentino. El filme es un viaje mágico y a la vez cínico por una Roma de ensueño, obtuvo este domingo en Hollywood el Óscar al mejor filme extranjero.

La película, galardonada con numerosos premios internacionales, entre ellos un Globo de Oro, resulta un homenaje al gran maestro Federico Fellini, a sus personajes memorables y sobre todo a su musa Roma, la Ciudad Eterna.

Lupita Nyong'o, como era previsto, ganó el Óscar a mejor actriz de reparto por "12 años de esclavitud". La keniata nacida en México se impuso sobre Jennifer Lawrence ("Escándalo americano"), June Squibb ("Nebraska"), Julia Roberts ("Agosto") y Sally Hawkins ("Blue Jasmine").

Otro mexicano, Emmanuel Lubezki, ganó el Óscar a la mejor fotografía por la odisea espacial "Gravedad", dirigida por su compatriota Alfonso Cuarón. El trabajo de Lubezki, considerado pionero por sus pares, venció sobre "The Grandmaster", "Inside Llewyin Davis", "Nebraska" y "Prisoners".

Al recibir el premio, Lubezki agradeció a Cuarón, al estudio Warners Brothers, a la protagonista Sandra Bullock, a su familia y terminó diciendo: "A mis profesores, aunque no todos. A algunos de ellos".

A sus 49 años, el director de fotografía recibió por fin la estatuilla dorada tras haber sido nominado otras cinco veces en casi dos décadas por sus trabajos con Burton, Terrence Malick y el propio Cuarón. El trofeo para Lubezki es el quinto Óscar para "Gravedad", después de ganar efectos visuales, edición de sonido, mezcla de sonido y edición.

Apertura de Ellen DeGeneres

Ellen DeGeneres arrancó fuerte con un discurso de apertura repleto de acidez en el que no dudó a la hora de meterse con el aspecto físico de una ilustre de Hollywood como Liza Minelli.

"Creo que es uno de los mejores imitadores de Liza Minelli que he visto nunca. Buen trabajo, señor", dijo DeGeneres sobre el escenario del Teatro Dolby de Hollywood, ante la sorprendida reacción de la mítica intérprete.

Esa fue la nota más llamativa de su intervención, que también deparó pullas a candidatos al Óscar como Jennifer Lawrence y Jonah Hill.

"Jennifer, si esta noche ganas te llevamos nosotros el Óscar al asiento", comentó la maestra de ceremonias en referencia a la caída de la intérprete cuando iba a recoger la estatuilla dorada el año pasado y a la de esta noche en la alfombra roja.

DeGeneres tampoco tuvo reparos en aludir a su condición sexual al comentar que Hill "había mostrado algo" en "The Wolf of Wall Street" que "hacía mucho tiempo que no veía", refiriéndose al pene del actor.

Además hizo mención a los escasos estudios de los nominados.

"Entre todos los candidatos acumuláis 1.400 películas y 6 años de universidad", aseguró DeGeneres antes de preguntar al respecto a la actriz Amy Adams, que con un gesto reconoció que no había ido a la Universidad.

DeGeneres es la presentadora de la gala por segunda vez tras su labor al frente de la 79 edición, en 2007.

 

últimas noticias

Superman de Christopher Reeve, 40 años volando

Jon Snow y Chimuelo en un clip