Documental sobre Joaquin Phoenix resulta ser falso

'I'm Still Here', que narra los intentos del actor por triunfar en la música, está dirigido por Casey Affleck, hermano de Ben.

Una película que inicialmente fue presentada como un documental sobre la decadencia del actor estadounidense Joaquin Phoenix fue en realidad un montaje ficticio, admitió su director Casey Affleck, en una entrevista publicada este viernes por New York Times.

En esta entrevista, el cineasta (que es el hermanastro del actor Ben) dijo que su nueva película 'I'm Still Here', que cuenta la supuesta reconversión de Joaquin Phoenix en rapero, fue en realidad una puesta en escena.

Aclamado por su interpretación del cantante de música country Johnny Cash en 'Walk the line', Joaquin Phoenix logra en esta última película explotar al máximo su talento, estima Casey Affleck.

"Es una actuación genial, la mejor de su carrera", comenta el cineasta, que había presentado la película en el Festival de Venecia como un retrato "sin concesiones", una inmersión en el universo de una estrella a la deriva.

Las escenas de toxicomanía y de prostitución, así como los supuestos archivos de la familia de Joaquin Phoenix, eran todas "puestas en escena, que necesitaron varias tomas", detalla Casey Affleck en el New York Times.

Durante los dos años de rodaje del falso documental, Joaquin Phoenix llevó su papel hasta los estudios de televisión, posando como un hombre engreído, hirsuto, que mascullaba palabras incoherentes por debajo de su espesa barba, algo que ilustró en el programa de David Letterman en 2009.

Halagando el talento de su actor, Affleck se defiende de las críticas diciendo que nunca quiso engañar al público. "Nunca tuve la intención de engañar a nadie", afirma.

Temas relacionados