Festival de Cine de Shanghai comienza recordando el terremoto en China

<p>La undécima edición del Festival Internacional de Cine de Shanghai - SIFF -, comenzó con una alfombra roja más sobria que nunca, por la que todas las estrellas del cine desfilaron mostrando un corazón de papel en recuerdo del seísmo del 12 de mayo.</p>

Para un festival que cada año estaba cobrando más relevancia internacional y por el que han pasado ya numerosas estrellas del cine mundial, la ausencia de famosos extranjeros en la apertura de este año fue llamativa.

El elenco de mayor fama internacional, además del cineasta danés Bille August, uno de los jueces, estuvo compuesto por el director hongkongués Wong Kar-Wai, que preside el jurado este año, la actriz de origen chino Joan Chen, también entre los jueces, el actor Jackie Chan y la intérprete china más famosa en Hollywood, Zhang Ziyi.

“Ahora (un mes después del seísmo) estamos viviendo un momento duro para todos los chinos, todo el país está volcado en la recuperación tras el terremoto, y pienso que muchos extranjeros tienen el mismo estado de ánimo y tratan de dejarnos concentrarnos en eso”, explicó vagamente Xu Pengle, vicepresidente del SIFF.

Xu dio a entender así que el festival se ha visto marcado por el espíritu de sobriedad que se ha extendido por el país tras el desastre, y destacó el símbolo del corazón de cartón que todos mostraron al pasar por la alfombra roja, que expresa cómo “nos comunicamos de corazón a corazón” esos mismos sentimientos.

En la alfombra brilló con luz propia el actor y cantante Jackie Chan (Chen Long en mandarín), que por la mañana dijo ante la prensa local que, pese al sufrimiento por el terremoto, al menos se alegra de que “ha salido a la luz el espíritu de unidad de 1.300 millones de chinos”.
 
El artista contó que el 12 de mayo sintió el terremoto en una aduana china sin comprender aún su trascendencia, pero que en cuanto le llegaron noticias decidió consagrar los esfuerzos de su fundación caritativa a ayudar a los niños afectados.

Zhang Ziyi también contó que el 12 de mayo estaba en Nueva York y no se enteró hasta horas después de la catástrofe, que le hizo comprender su responsabilidad, como actriz, ante la sociedad.

La joven estrella dijo sentirse “muy orgullosa de ser china”, y aseguró que el apoyo de los chinos tras el desastre fue para ella “un motivo de ánimo mental muy importante, siento que he crecido mucho”.
 
Otros artistas chinos expresaron sentimientos parecidos, y mientras la actriz Fan Bingbing, recién llegada de un área golpeada por el seísmo, se mostró optimista por la recuperación psicológica de los niños afectados, el actor Chen Kun dijo estar “muy orgulloso de la unidad y la solidaridad que está mostrando el pueblo chino”.
 
En lo que corresponde a la competición oficial del SIFF, este año concursa una película argentina, “La ronda” , ópera prima de la joven directora Inés Braun, que aseguró que “sólo estar acá ya es un premio” , más aún ante un jurado presidido por Wong Kar-Wai y como la única cinta de todo el continente americano elegida para competir.

“Cualquier premio sería bienvenido, es muy difícil, competimos con gente con mucha experiencia” , afirmó Braun, acompañada por su productora, Nathalie Cabiron, y su actriz Sofía Gala Castiglione, aunque venir a Shanghai supone “una linda salida hacia el exterior” , tras estrenar su primera obra hace sólo dos semanas en Argentina.

Lo mismo opinan Rafael Ferro y Erica Rivas, los dos actores argentinos de otra cinta en competición, la alemana “Die Tränen meiner Mutter” ("Las lágrimas de mi madre"), obra del director de origen peruano Alejandro Cárdenas.

“No sé si nuestro trabajo merece un premio en esta película”, reconoció Ferro, y según Rivas, “ni lo soñamos, aunque es precioso saber que tu trabajo trascienda las barreras del idioma y que pueda llegar a conmover a alguien en un lugar tan lejano como este”.

Temas relacionados

 

últimas noticias