Hollywood recupera al agente 86 en la comedia Get Smart

Hollywood ha recuperado para la gran pantalla al espía más torpe de la Guerra Fría, el televisivo agente 86 Maxwell Smart, en la comedia de acción “Get Smart” que se estrena mañana en EE.UU. con planes de secuela en el horizonte.

La película, basada en la serie homónima creada por Mel Brooks, que triunfó durante la segunda mitad de la década de los 60, incorpora muchos elementos del exitoso programa de televisión, si bien la historia transcurre en el siglo XXI y se remonta a los inicios del agente 86, cuando aún era un analista de datos.

Steve Carell -Little Miss Sunshine (2006), The 40 Year Old Virgin (2005) - se ha encargado de reencarnar al mítico Maxwell Smart y ha tratado de llevar a su terreno a un personaje cuya identidad está ligada hasta ahora al fallecido actor Don Adams.

“Fue duro, es algo que la gente conoce. No quieres copiar, pero sí ajustarte y encajar con el original para satisfacer a los que esperan al personaje que recuerdan y atraer a los que no lo han visto”, ha comentado Carell, satisfecho con el resultado.

En esta ocasión, la agencia de inteligencia estadounidense CONTROL, que permanecía en la sombra desde el final de la Guerra Fría, vuelve a verse las caras con la organización criminal KAOS, cuyas serias amenazas a la paz mundial acaban por transformar a Maxwell Smart de un oficinista de alto nivel al Agente 86.

En su lucha contra el mal, Smart cuenta con su inseparable pareja en la serie original, la competente Agente 99, interpretada en esta ocasión por Anne Hathaway -Brokeback Mountain (2005), The Devil Wears Prada (2006) -, que tendrá que sacar de algún apuro a su compañero de ficción.

“La pareja encajó a la primera, no se probó con otra persona para acompañar a Steve”, ha confesado el director de la cinta, Peter Segal -50 First Dates (2004) -, a pesar de que, a priori, la actriz le pareció muy joven para el papel.

Una de las novedades de la película es el personaje de Dwayne Johnson -The Scorpion King (2002), Doom (2005) -, el Agente 23, que no existía en la serie y que juega un rol clave en el transcurso de la historia.

“El Agente 23 se considera el mejor del mundo y tiene una buena relación con Maxwell Smart que quiere ser como él. Le trata como si fuera su hermano pequeño”, comentó Johnson.

Este actor, que pasó de ser el rudo luchador “The Rock” para dejar a un lado sus músculos y centrarse en su capacidad interpretativa, aseguró que “Get Smart” le supuso una “gran oportunidad”.

Para mí, siempre fue importante tener una carrera diversa, como la de Tom Hanks, no tener miedo a hacer diferentes papeles. Me gusta la acción, pero si no se trata de una película de primera línea como Bond o Bourne prefiero pasar a otro género, mi objetivo es entretener“, dijo Johnson.

“Con esa filosofía por bandera, el ex luchador no dudó en besar en los labios a Carell cuando el guión lo requirió” pero con la boca cerrada “matizó entre bromas”.

“En su evolución, que recuerda a la transformación del que fuera culturista y héroe de acción Arnold Schwarzenneger, quien acabó haciendo comedias, Johnson se ha embarcado además en uno de los proyectos de animación de producción española más ambiciosos de la historia,  Planeta 51, en el que pone voz a uno de los protagonistas”.

Temas relacionados