‘Indiana Jones and the kingdom of the crystal skull’

<p>Steven Spielberg, George Lucas y Harrison Ford han decidido, en una atrevida apuesta, renunciar a todas sus ganancias por la cuarta entrega de Indiana Jones si la taquilla no supera los 400 millones de dólares.</p>

Los primeros ingresos recaudados por la venta de entradas para ver ‘Indiana Jones and the kingdom of the crystal skull’  irán a parar exclusivamente a las arcas de Paramount Pictures. El elevado coste del film, unos 335 millones de dólares, llevó a los artífices del filme a acordar posponer sus ingresos, normalmente un porcentaje de la taquilla, hasta que la Paramount recupere su inversión en el proyecto.

Paramount aportó 185 millones de dólares para la realización de la cuarta entrega de Indiana Jones y al menos 150 millones de dólares para su promoción en todo el mundo.

A estas cantidades se sumará el 2,5 por ciento de los ingresos que se obtengan de la distribución de la película, aunque Spielberg, Lucas y Ford no verán un centavo hasta que las nuevas aventuras del arqueólogo más famoso del cine reporten a los estudios 400 millones de dólares.

Las condiciones impuestas por Paramount comienzan a ser algo habitual en Hollywood, donde hasta el momento las estrellas de la gran pantalla recibían pagos por adelantado y una parte importante de la recaudación en taquilla antes de que la productora recuperase su inversión.

‘Indiana Jones and the kingdom of the crystal skull’  es una apuesta segura y se espera que arrase en los cines cuando llegue a las carteleras el próximo 22 de mayo.

Las aventuras del héroe interpretado por Harrison Ford son de las más exitosas de la historia de Hollywood y la hasta ahora trilogía ha recaudado 1.200 millones de dólares en todo el mundo.