Loop de Animación 2008

<p>Con motivo del lanzamiento de Loop de Animación, este martes se proyectarán en In Vitro Visual Bogotá y Medellín una sesión con tres cortos de animación colombianos pertenecientes a lo mejor de la convocatoria del festival.</p>

Luego de ver los trabajos de los estudiantiles y profesionales que se en la Universidad de los Andes, los organizadores decidieron crear el Festival Latinoamericano de Animación y Videojuegos en el 2003. Tradicionalmente se llama Loop porque las animaciones estaban grabadas en un casette de VHS de 2 horas.

Cinco años mas tarde, Loop es uno de los eventos más importantes de la región sobre el tema. El festival reúne expertos del medio académico y comercial a nivel nacional e internacional y paralelamente realiza seminarios, talleres, muestras y exposiciones, ofreciendo así una oportunidad de enterarse de los últimos avances de la animación y los videojuegos en latinaomérica, en idioma español.

Este martes en la noche en In Vitro se inaugurará la versión 2008, aunque el evento se llevará a cabo en agosto de 2008.

Algunos cortos

Motion Man de Camilo Sierra. El robot acaba de salir de su caja, aun no sabe lo que está por venir, ni cuanta diversión encontrará en el mundo. Habrá poderes, juegos e incluso baile, pero el final será inesperado.

El efecto desintegrador de Javier Fábregas. Una ciudad saturada de virus, perros, platillos voladores y aviones suicidas. El orden establecido a nivel individual y colectivo se ve afectado y fracturado por lo no premeditado, el accidente; que a su vez, desencadena múltiples situaciones que se escapan del control del ser humano y de las entidades gubernamentales.

El efecto desintegrador es una animación en rotoscopia que mezcla la ciencia ficción con el falso documental. Esto con el fin de que el espectador cree una mirada crítica frente a la supuesta objetividad de la verdad que crean las sociedades y más específicamente las entidades encargadas de la difusión de información.

Juan El Tintero de Edwing Solórzano. Un soñador ve realizados sus sueños, transgrediendo las leyes de la realidad inamovible y concreta.

El violador de borrachos de Federico González. Cuento popular del caribe colombiano ilustrado con diseños simples, cercanos a la señalética.

Temas relacionados

 

últimas noticias