Película sobre exilio argentino gana premio en Festival de Shanghai

La película “Die Tränen meiner Mutter” ("Las lágrimas de mi madre") , una producción alemana dirigida por Alejandro Cárdenas-Amelio, nacido en Perú, y protagonizada por los argentinos Erica Rivas y Rafael Ferro, ganó hoy el premio “Jin Jue” a la mejor cinematografía en el Festival de Cine de Shanghai.

Durante la clausura, celebrada hoy en el Gran Teatro de la metrópoli china, Cárdenas recogió, de manos del productor estadounidense Andy Morgan y de la actriz hongkonguesa Yang Caini, la estatuilla para su camarógrafo Florian Schilling, un premio en forma de una antigua copa china dorada (significado de "Jin Jue").
 
El jurado, presidido por el cineasta de Hong Kong Wong Kar-wai, decidió entregar el premio a esta película por su “lenguaje cinematográfico especial, con una manera de filmar simple y clara para mostrar los cambios de la sociedad y los destinos de todos los protagonistas”
La cinematografía de la cinta “nos aporta una sensación única, muy especial, un verdadero disfrute para los ojos”, concluyó la explicación de los jueces.

“Me siento muy orgulloso de estar aquí”, dijo Cárdenas en inglés al recoger el premio, en un momento que fue retransmitido en directo por la televisión local. “Florian Schilling es muy amigo nuestro, estudiamos juntos, y estoy muy contento de recoger este premio, porque trabajamos muy duro”, añadió.

El director agradeció al festival la oportunidad de competir con la que es su primera película, y aseguró estar viviendo “un gran momento”.
 
De hecho, este galardón “para nosotros significa un montón”, declaró Cárdenas al concluir la ceremonia, “porque es la primera película que hicimos, y que sea premiada en festival de Clase A es buenísimo para ella, además de una gran experiencia”.
 
En lo comercial, sin duda el “Jin Jue” ayudará cuando se estrene en Alemania, el próximo 6 de noviembre, y Cárdenas deseó que el reconocimiento obtenido abra caminos para que la película, rodada en español y en alemán, pueda ser presentada en países de habla hispana, especialmente en Argentina y en España.

Sobre la cinematografía por la que la cinta fue premiada, explicó que “tratamos de obtener un estilo, jugar bien con los colores y buscar la manera justa de mover la cámara para apoyar la historia con el lenguaje cinematográfico”.
 
Por su parte, lo de subirse al escenario a recoger el “Jin Jue”, “como el premio era para mi camarógrafo, fue muy normal, lo más lindo es que estaba Wong Kar-wai que me sonreía”, bromeó.

Entretanto, la otra película hispanohablante que estaba entre las 16 participantes este año en la sección oficial, la argentina “La ronda”, de Inés Braun, se fue sin estatuilla, pero con el orgullo de haber sido la única cinta de toda América elegida para competir.

La mayor ganadora fue “Qian jun yi fa” ("Old fish") , una producción china llevada a cabo con actores no profesionales -entre ellos el propio mejor actor de este año, Ma Guowei-, que se llevó el Gran Premio del Jurado de manos del cineasta estrella chino Jia Zhangke.

Las otras dos triunfadoras de la noche fueron la película lituana “Loss”, que se llevó los “Jin Jue” al mejor director (Maris Martinsons) y a la mejor banda sonora, y la checa “Vaclav” con los premios al mejor guión (Marek Epstein) y a la mejor actriz (Emilia Vasaryova).
 
Resultó elegida mejor película la rusa “Mukha” (dirigida por Vladimir Kott), cuya actriz Yevgeniya Dobrovolskaya, aunque no resultó premiada, se llevó una mención especial del presidente del jurado durante su discurso final.

La anécdota de la clausura la puso el mismo Wong Kar-wai, que creció en Hong Kong pero nació en realidad en Shanghai, cuando los presentadores de la gala le pidieron que, además de sus intervenciones en mandarín y en inglés, hiciera un breve discurso en dialecto shanghainés.

Wong pasó la prueba con una gran sonrisa y un tímido y breve saludo en el idioma local: “da ga ho” ("hola a todos").

 

 

últimas noticias

Eva y Candela, un amor normal y válido