Rolling Stones: Living Legends

<p>A propósito del lanzamiento de Shine a Light, documental dirigido por Scorsese, el grupo británico estrena la banda sonora y el programa Living Legends de Youtube. Escuha la canción Shine a Light.</p><p>&nbsp;</p>

'Shine a light’, el documental realizado por Martin Scorsese que se estrenó este mes en Estados Unidos, viene acompañado de un disco doble con 22 canciones, entre las que se destacan 'Shine a light'; 'Live whit me', cación a duo con Christina Aguilera; 'Sympathy for de devil'; 'Loving cup' con Jack White III; 'She was hot'; y 'As tears go by'.

Rolling Stones: living legends
Aprovechando el éxito que actualemente tienen los británicos, Youtube.com, el canal de videos por Internet recientemente comprado por Google, inició el programa en el que cada mes se mostrarán videos de las bandas y donde los usuarios podrán entrevistar a sus artistas favoritos. El programa, llamado Living Legends, se ha convertido en el primero entre los musicales.

‘Shine a light’ por Martin Scorsese
 
El film es un tributo a la música "hermosa, honesta y a veces brutal” producida por el grupo británico Rolling Stones, según el propio cineasta. Scorsese grabó el film con 18 cámaras de 35 mm en octubre de 2006 durante la presentación que el grupo realizó en el Beacon Theatre de Manhattan. Entonces, el documental es un concierto en vivo, aunque también tiene entrevistas con invitados especiales como Christina Aguilera, Buddy Guy, Hill Clintom o Jack White, de los White Stripes.

Scorsese ha expresado que la música de los Stones ha estado presente toda su vida, por eso la canción ‘Gimme shelter’ está presente en tres de sus películas. "Su música ha sido muy importante para mí todos estos años. Trataba de aspectos de la vida que me rodeaba cuando crecía, con los que yo tenía algo que ver, con lo que estaba experimentando. Era dura, tenía algo afilado”.

Por su parte, el vocalista Mick Jagger comentó que "Marty es un director fantástico, y formó un equipo de directores de fotografía de primer nivel, con las mejores cámaras y la última tecnología para grabar cada momento".

La idea inicial del grupo era que Scorsese grabara el concierto que dieron en la playa de Copacabana en Río de Janeiro que reunió a más de un millón de personas, para lo cuál se necesitaban 50 cámaras. Finalmente, se decidió por grabar algo más íntimo para poder captar mejor la esencia de la banda, sin tantas distracciones y mega espectáculo alrededor.