Disney estrena documental sobre la Tierra

Los osos polares, las ballenas y los elefantes son los protagonistas de la cinta que desde este miércoles se proyecta en las salas de cine.

La Tierra es el primer film de Disneynature -primer sello presentado por Disney en 60 años-. Protagonizada por tres familias: una osa polar, una elefante y una ballena jorobada, cada una acompañada de su hijo, el documental arranca durante el invierno ártico.

La Tierra está narrada por James Earl Jones, conocido por los fanáticos de Star Wars, pues es la voz de Darth Vader; mientras que los niños lo recuerdan por Mufasa, de El Rey León de Disney. Otros lo asocian con la frase This is CNN.

Durante los cinco años que duró la filmación, la producción fotografió 42 especies animales. La película comienza su viaje en el Ártico durante el invierno a unos 1100 kilómetros del Polo Norte, y continúa siguiendo el calor del Sol hacia el Sur, directamente hasta la Península Antártica.

Al principio, los espectadores podrán ver cómo la familia de un oso polar lucha para alimentar a sus cachorros recién nacidos mientras el Sol derrite el hielo que está debajo de ellos. Sobre esta lucha, el director Mark Linfield comenta que "cuando el oso polar cae a través del hielo casi no se necesitan comentarios, las imágenes hablan por sí solas y nos desgarran el corazón. Por supuesto, el calentamiento global golpea a los polos en primer lugar; ahí es donde primero se ve y donde golpea con más dureza, por lo que, en un sentido muy real, el oso polar es un barómetro de lo que está sucediendo y una advertencia de lo que está por venir".

Los osos polares fueron filmados en Kong Karls Land, un archipiélago entre el Mar de Barents y el Océano Ártico. En estas tierras, que pertenecen a Noruega, el sol de medianoche brilla entre el 20 de abril y el 23 de agosto, y la noche polar se extiende desde el 26 de octubre hasta el 15 de febrero.

Luego de ver esas desgarradoras imágenes, los realizadores viajaron al sur, a unos de los desiertos más áridos del mundo: el Sahara. En el film, los elefantes pasan semanas cruzando el Desierto de Kalahari para llegar a las abundantes aguas del Delta del Okavango, el más extenso del mundo, donde desemboca el río Okavango. Allí, el equipo de producción soportó tormentas de arena y se encontraron a una mamá elefante y su pequeña cría recién nacida.

Junto a ellos, miles de elefantes están haciendo el terrible esfuerzo de cruzar el Kalahari en busca de agua dulce. Espesas nubes de polvo soplan a través del desierto y el riesgo de que la madre y su cría se separen durante la tormenta de arena es enorme.

Después de varios días de caminata, la matriarca de la manada finalmente los conduce a un charco aislado en el desierto, lugar donde pequeño elefante y su madre pueden saciar su sed, pero no están solos para beber: se ven obligados a compartir el agua preciosa con leones hambrientos.

Por la noche, los leones tratan de llevar al pequeño elefante lejos de su madre, algo que no consiguen gracias a la ronda que hacen las madres elefantes alrededor de sus crías para formar una muralla defensiva.

El director de este segmento, Alastair Fothergill, explica que "una de las escenas más poderosas de la película es la de los elefantes en su lucha con la tormenta de arena en el Delta del Okavango. Nosotros veíamos todo desde nuestro helicóptero: los elefantes frente a los elementos, un drama crudo y natural. Resultó alentador ver cómo una madre recorrió enormes distancias para salvar a su cría; y momentos más tarde, cuando todo se aclaró, parecía que otro cachorro se había perdido.

Desde la altura, nosotros podíamos ver lo que ese cachorro no veía: que estaba caminando en la dirección equivocada, internándose en el desierto. Pero no podíamos hacer nada para ayudarlo. En una sola secuencia vimos un drama que despertó diferentes emociones, y que no provenía de ningún guión. La naturaleza lo hizo por nosotros".

Otra familia protagonista de la Tierra es una ballena jorobada y su ballenato. Los realizadores los encontraron en las aguas cálidas cerca a Ecuador, lugar donde recibe seiscientos litros de leche por día de su madre durante los primeros cinco meses.

Luego, madre e hijo emprenden el viaje más largo realizado por un mamífero marino: 6.500 kilómetros desde el trópico hasta el extremo Sur de nuestro planeta en la Antártida.

Cuando llegan a su destino, el sol ha derretido el hielo y la vida ha regresado. Ahora, la mamá ballena puede reponer sus reservas. Las ballenas cooperan para crear una red de burbujas en espiral con las que atrapan el krill con forma de camarón. Sin embargo las ballenas deben trabajar con rapidez porque muy pronto la influencia del calor del sol retornará al Norte y el mar se congelará de nuevo, lo cual las obligará a realizar su viaje de vuelta hasta los trópicos.

Con estas historias, DisneyNature lanza La Tierra, el primer proyecto cinematográfico en la historia en el que se ha invertido tanto tiempo y recursos.

Datos curiosos alrededor de La Tierra

• Millones de caribúes emprenden una de las más extensas migraciones terrestres: cerca de 3.200 kilómetros.

• Los lobos grises viajan distancias más largas que cualquier otro animal de América del Norte, excepto el caribú.

• Miles de grullas Demoiselle migran desde Mongolia hasta los climas más templados de India, por sobre la cadena montañosa más alta del mundo, los Himalayas. Pueden volar hasta una altura de 7.600 metros.

• Los leones son los únicos felinos que viven en manada, y son las hembras quienes tienen a su cargo la mayoría de la caza.

• El guepardo es el animal terrestre más rápido del mundo. En tres pasos puede acelerar desde 0 hasta 65 kilómetros por hora y alcanza en segundos su velocidad máxima 112 kilómetros por hora.

• El gran tiburón blanco es el pez predador más grande. Puede llegar a tener hasta 3.000 dientes y es uno de los tiburones capaces de saltar completamente fuera del agua.

• En el film, un grupo de mandriles Chacra cruzan con cuidado las aguas del inundado Delta del Okavango (donde el río desemboca en el Desierto de Kalahari) y se cree que no soportan mojarse. Sin embargo disfrutan de comer los tubérculos de plantas acuáticas. Usualmente, los mandriles se mueven en grupos de entre 20 y 80 individuos.

• El pato mandarín construye su nido en un hueco de un árbol, a 9 metros de altura. Cuando nacen los pichones, la madre los llama desde el suelo. Cada pichón se arrastra fuera del nido y se lanza en caída libre. Sorprendentemente, todos aterrizan -y a veces rebotan- ilesos y se dirigen a buscar alimentos en el suelo.

• En Papua Nueva Guinea hay aproximadamente 40 especies de Pájaros de Paraíso, cada una de ellas con un cortejo amoroso distintivo. Para llevarlo a cabo, el macho de Seis Plumas acondiciona el suelo donde va a bailar, limpiando hojas y ramitas en una pequeña parcela del bosque y cortando las ramas del alrededor. Desea que las hembras que asistan a la demostración tengan una buena visión de esta.