Jeff Bridges lidera las apuestas como el mejor actor

Este año compite con Morgan Freeman, George Clooney, Colin Firth y Jeremy Renner.

Jeff Bridges (Crazy Heart) es el gran favorito para alzarse con el Oscar al mejor actor, una categoría en la que compite con Morgan Freeman (Invictus), George Clooney (Up in the Air), Colin Firth (A Single Man) y Jeremy Renner (The Hurt Locker).

Jeff Bridges. El Globo de Oro le precede por su papel en Crazy Heart". También el premio del Sindicato de Actores de EEUU y el Critic's Choice, concedido por la mayor asociación de críticos de EEUU (BFCA). Es su momento después de cuatro nominaciones sin premio: Thunderbolt and Lightfoot (1974), The Last Picture Show (1971), Starman (1984) y The Contender (2000).

Bridges emociona en el papel de Bad Blake, un cantautor alcohólico ex estrella del country que deambula por bares de mala muerte en el suroeste de EE.UU. Sus matrimonios resultaron fallidos y no tiene familia en quien apoyarse, epro esta situación da un vuelco cuando conoce a una joven periodista llamada Jean (Maggie Gyllenhaal).

El actor, que siempre se ha movido en el círculo independiente, también ha intervenido en títulos comerciales como King Kong (1976), Blown Away (1994), Surf's Up (2007) o Iron Man (2008).

Sin embargo sus intervenciones más memorables llegaron en producciones ‘indies' como The Fabulous Baker Boys (1989), The Fisher King (1991), de Terry Gilliam, y The Big Lebowski (1998 , de Joel y Ethan Coen, donde dio vida a The Dude, todo un icono en la sociedad estadounidense.

Volverá a repetir con los hermanos Coen en el remake del western True Grit, junto a Matt Damon y Josh Brolin.Es hijo del actor Lloyd Bridges, fallecido en 1998

Morgan Freeman. Muchos dicen que Morgan Freeman nació para dar vida en el cine a Nelson Mandela. Y lo cierto es que el propio líder surafricano, Premio Nobel de la Paz, pidió al actor que fuera él quien le interpretase si algún día se hacía una película sobre su vida.

Ese momento llegó y allí estaba Freeman junto a Clint Eastwood, su gran socio desde el western Unforgiven (1992). Para Freeman es también su quinta nominación, aunque ya ganó la estatuilla dorada por Million Dollar Baby (2004). Las anteriores llegaron por Street Smart (1987), Driving Miss Daisy (1989) y The Shawshank Redemption (1994).

El intérprete no esconde que este papel es "el punto culminante" de una carrera llena de éxitos, en la que ha probado multitud de géneros y en la que destaca cintas como Glory (1989), Se7en (1995) y Batman Begins (2000).

Invictus, adaptación del libro de John Carlin, se centra en los primeros meses de mandato de Mandela como presidente de Suráfrica, tras salir de la cárcel de máxima seguridad de Robben Island en la que había estado confinado durante 27 años.

El hilo conductor es el Mundial de rugby de Sudáfrica en 1995, un campeonato que usó Mandela para hacer olvidar el apartheid -segregación racial- y facilitar la reconciliación de su población.

George Clooney. Up in the Air cuenta la historia de Ryan Bingham (Clooney), un hombre cuya misión es comunicar en persona el despido a decenas de trabajadores cada día y que lleva años viviendo, literalmente, en el aire.

Su trabajo le exige recorrer todo EE.UU. en aviones, hoteles y coches de alquiler, pero los directivos de su compañía apuestan por las nuevas tecnologías y quieren que desempeñe su labor desde casa, pegado a un ordenador, justo cuando acaba de conocer a la mujer de sus sueños en uno de sus múltiples viajes.

"Tienes que ser muy encantador para interpretar a alguien que despide a la gente, y no hay nadie más encantador que él". Palabra de Jason Reitman, director del filme.

Ésta es también la quinta candidatura al Oscar para Clooney, tras las logradas por Good Night, and Good Luck (2005) -al mejor director y al mejor guión-, Syrian" (2005) y Michael Clayto" (2007). El actor ya se llevó la estatuilla dorada por su papel secundario en Syriana.

Esta vez no parte como favorito, a pesar de que se hizo con el premio de la Asociación Nacional de Críticos de cine de EE.UU., compartido con Morgan Freeman.

El actor estrenará este verano The American, una cinta de espionaje en la que encarna a un asesino que acepta un último encargo antes de retirarse

Colin Firth. Por su papel en A Single Man ha ganado la Copa Volpi del Festival de Cine de Venecia y el premio de la Academia del Cine y la Televisión británica (BAFTA). La crítica especializada considera que es la mejor actuación de su carrera, en la que destacan títulos como The English Patient (1996), Shakespeare in Love (1998) y Bridget Jones' Diary (2001).

"Estas cosas vienen y van. Si el Oscar no llega, tengo a mis amigos, mi vida, y espero seguir trabajando", dijo recientemente el intérprete, que por vez primera aspira al premio de la Academia de Hollywood.

La película, ópera prima del diseñador estadounidense Tom Ford, se desarrolla en Los angeles (California) durante 1962. Cuenta la historia de George Falconer (Firth), un profesor británico al que le cuesta dar sentido a su vida tras la muerte de su compañero sentimental, Jim (Matthew Goode), en un accidente de tráfico.

Firth impregna de tristeza, angustia y melancolía su retrato del personaje, apoyado en las grandes actuaciones de sus compañeros de reparto Julianne Moore, Matthew Goode y Nicholas Hoult.

La cinta sigue a George durante una típica jornada en su vida diaria, en la que, tras una serie de encuentros y sucesos, decide poner fin a su sufrimiento, ya que no es capaz de recuperar la felicidad sin su pareja.

El filme cuenta con la actuación en un papel secundario del modelo español Jon Kortajarena -su debut en el cine- y la fotografía del también español Eduard Grau.

Jeremy Renner. En todas las quinielas para el Oscar aparecían las cuatro candidatos anteriores en la categoría de mejor actor. Sin embargo, el quinto nominado era una incógnita, y muchos pronosticaron la presencia de Viggo Mortensen por The Road. Al final fue Jeremy Renner quien se hizo con esa plaza.

Renner, nominado por vez primera al Oscar, encarna en la película de Kathryn Bigelow (The Hurt Locker), considerada la mejor realizada hasta ahora sobre el conflicto iraquí, a un artificiero estadounidense que se revela como un hombre desquiciado, adicto al riesgo y que pone en peligro a su pelotón en cada misión, mientras debe hacer frente a la amenaza insurgente.

Su personaje, para el que la guerra es una droga, ha desactivado más de 800 bombas en su vida y guarda piezas de todas ellas debajo de su cama. Pero en pleno conflicto, reflexiona sobre su vida y, sobre todo, sobre la esposa y el hijo que ha dejado atrás.

La crítica asegura que esta obra marcará un antes y un después en la carrera de Renner, quien hasta ahora había aparecido en SWAT (2003), 28 Weeks Later (2007), del español Juan Carlos Fresnadillo, y The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford (2007), junto a Brad Pitt y Casey Affleck.

De momento aparecerá en la nueva cinta de Ben Affleck, The Town, junto a Blake Lively (de la serie Gossip Girl) y Chris Cooper.

Temas relacionados

 

últimas noticias