Bogotá se prepara para una fiesta de cine

La 29ª edición del festival inaugura hoy su extensa programación con la proyección de la cinta ‘Memorias de mis putas tristes’.

Escena de la película “ Memorias de mis putas tristes” dirigida por Henning Carlsen y basada en la novela de Gabriel García Márquez.
Escena de la película “ Memorias de mis putas tristes” dirigida por Henning Carlsen y basada en la novela de Gabriel García Márquez.

En 1984, el Festival de Cine de Bogotá empezó exclusivamente con películas colombianas. Al otro año, como sólo había una, acudió a los países vecinos para ofrecer cine de la región andina. Poco a poco se fue expandiendo para llegar a lo que es hoy, un festival con películas de todas partes del mundo, desde Bangladesh hasta Argentina, desde Polonia hasta Ecuador y desde México hasta Alemania. A partir de 1990 el festival ha apoyado a los nuevos directores y quienes participan en la competencia oficial sólo pueden ser realizadores que hayan hecho su primera, segunda o tercera película. Este año, esta sección contará con 17 películas con los temas y las formas más variadas. Sin embargo, según Henry Laguado, director del festival, hay una tendencia temática en las historias de las películas en competencia que se remiten de maneras divertidas al concepto de familia.

La competencia oficial es tan sólo una esquina del festival. También habrá premios para las secciones de Documental Medio Ambiente, Documental Social, Documental Arte “Enrique Grau”, Cortometraje Colombiano y el Premio Alexis, que resalta las obras de los jóvenes creadores menores de 18 años. Además, el evento contará con muestras de largometraje, animación, cortometraje, cine digital, cine para niños y cine sagrado. Sin duda, la oferta es extensa para esta edición.

El festival da inicio hoy a su programación en el teatro México, con la proyección de la película Memorias de mis putas tristes, dirigida por Henning Carlsen, una adaptación de la novela de Gabriel García Márquez.

“Sentimos la necesidad de rendirle un homenaje a García Márquez en sus 85 años y por eso presentamos las primeras películas basadas en su obra al lado de la última producción”, explica Laguado. Al mismo tiempo se presenta un homenaje a la obra documental de Jorge Silva y otro a Bernardo Bertolucci, y se proyectará en la Catedral de Zipaquirá, El milagro de sal, una película rescatada por la Fundación Patrimonio Fílmico.

Si es para hablar de carencias, Laguado confiesa que hace falta un apoyo económico fuerte por parte de las entidades estatales: “Es un evento importante a nivel mundial y las entidades del Gobierno no ven lo que tienen en sus manos”.

El teatro México, la sala Fundadores, la Cinemateca Distrital, el teatro Embajador Cine Colombia, Vinacure y el Jardín Botánico serán los escenarios principales del festival. Para consultar la programación, visite: www.bogocine.com.

Encuentro de miradas y debates

Teniendo en cuenta que la oferta de festivales de cine en Colombia es extensa y que la Ley de Cine ha promovido la producción nacional, el Festival de Cine de Bogotá abre un espacio que supera la proyección e incursiona en el campo de la reflexión: el 11 de octubre habrá un encuentro de cineclubes, el 12 se hablará sobre la Ley de Cine y las entidades reguladoras, el 16 sobre los festivales de cine en el país y el 17 y 18 el tema será “Hacer cine en Colombia: temáticas, nuevas tecnologías y recursos”. La entrada es gratuita con inscripción previa. Lugar:  Biblioteca nacional  Informes: [email protected].

Temas relacionados
últimas noticias

Un pequeño adelanto de "Aquaman"