Brad Pitt: trayectoria de un actor que nunca pierde su encanto

Mucho antes de convertirse en una codiciada estrella, tuvo que trabajar como chofer y operario de mudanzas para sobrevivir en Hollywood, e incluso llegó a disfrazarse de pollo para publicitar una cadena de comida rápida.

Brad Pitt.AFP

Brad Pitt ha demostrado que puede ser galán, estafador o bandido, que puede estar en una película independiente o en un éxito de taquilla, pero hay algo que destaca en sus más de dos décadas de carrera: su encanto. (Ver galería Angelina Jolie y Brad Pitt: una década de amor).

Nacido hace 50 años en una familia de clase media en Oklahoma, William Bradley Pitt estudió periodismo y publicidad en la Universidad de Misuri antes de ir a probar suerte a Hollywood.

Desde el pasado 23 de agosto es el esposo de la también actriz Angelina Jolie, con la que forma una de las parejas más explosivas y ricas de Hollywood, y con la que tiene seis hijos.

Pitt, que afirma ser un "perfeccionista" para el trabajo, siempre ha alentado que Hollywood haga cine de calidad, no sólo películas taquilleras.

"Todas las películas que se ven hoy no habrían llegado a la pantalla si alguien no hubiera tenido la impresión de que podían ser buenas películas, y luego la posibilidad y el coraje de llevarlas a cabo", dijo Pitt a principios de este mes.

"Es por eso que disfruto tanto la producción", señaló.

Mucho antes de convertirse en una codiciada estrella, tuvo que trabajar como chófer y operario de mudanzas para sobrevivir en Hollywood, e incluso llegó a disfrazarse de pollo para publicitar una cadena de comida rápida.

A partir de 1987 logró pequeños papeles en series de televisión como "Dallas" y en algunas películas de bajo presupuesto.

La buena racha vino tras "Thelma y Louise" (1991), donde Pitt mostró su talento -y medio cuerpo desnudo- como el atractivo ladronzuelo que seduce a Geena Davis.

Tras papeles secundarios en "Kalifornia" (1993) y "True Romance" (1994), ese mismo año trabajó junto a Tom Cruise en "Entrevista con un vampiro", y junto a Anthony Hopkins en "Leyendas de pasión".

Brad Pitt, dos veces considerado el "hombre vivo más sexy" por la revista People, confirmó su valía con "Seven", el aclamado thriller de 1995 en el que era un policía tras un asesino en serie.

El éxito continuó al año siguiente con "Doce monos", de Terry Gilliam, aunque la gloria se truncó con dos fracasos comerciales en 1997, "Seven Years in Tibet" y "The Devil's Own" con Harrison Ford, sumados a malas críticas por "The Mexican", con Julia Roberts, y "Spy Game", con Robert Redford, ambos de 2001.

El actor ganó una nueva legión de fans junto a Edward Norton en "Fight Club" (1999), y fue parte del elenco de la exitosa remake de "Ocean's Eleven".

Esto lo consolidó como un niño de oro de Hollywood y su peso comercial no hizo más que crecer tras casarse con Jennifer Aniston, estrella de la serie "Friends", convirtiéndose en una de las parejas más famosas del mundo.

Pero el amor se acabó cuando Pitt rodó "Sr. y Sra. Smith" (2005) junto a Angelina Jolie.

"Brangelina", como la nueva pareja fue bautizada por los medios, tiene seis hijos: Maddox, Pax y Zahara -adoptados en Camboya, Vietnam y Etiopía respectivamente-, Shiloh y los gemelos Knox Léon y Vivienne Marcheline.

 

últimas noticias