Catherine Deneuve, rostro del cine francés, cumple 70 años

Consagrada como "la mujer más bella del mundo" por la revista norteamericana Look, la que fuera musa de Yves Saint-Laurent simboliza para el extranjero la elegancia francesa.

Deneuve llegó casi por casualidad al séptimo arte.AFP

La actriz francesa Catherine Deneuve, la inolvidable rubia de la película "Belle de jour", cumple 70 años y para muchos sigue siendo el rostro del cine francés.

Su cabellera dorada es aún frondosa y sensual, como lo demostró su último filme "Elle s'en va" (El viaje de Bettie) de la joven realizadora Emmanuelle Bercot, una comedia ligera escrita especialmente para ella. La actriz cumple siete décadas el martes.

"Es bella como la Muerte, y fría como la Virtud", dijo de ella Luis Buñuel, el director que a pesar de su relación difícil con la actriz la hizo mundialmente famosa al dirigirla en "Belle de jour", donde es una "señora bien", poseída por sus fantasías eróticas, que una tarde decide ir a trabajar a una casa de citas.

Emmanuelle Bercot insistió en que había escrito el guión de El viaje de Bettie, en el que Catherine Deneuve hace el papel de la dueña de un restaurante que decide repentinamente abandonar su vida cotidiana.

La trama de su comedia muestra supuestas fotos de la juventud de esta mujer que un día fue reina de belleza en Bretaña. "La belleza no tiene edad. Usted seguirá siendo bella hasta en el ataúd", le dice un admirador en el filme.

"No es fácil aceptar que se está envejeciendo, claro. Y mucho menos para una actriz. Sin embargo no es una obsesión para mí. Todo puede ocurrir aún. Hay historias de amor que ocurren en las pensiones de ancianos. Los viejos también se enamoran", declaró la actriz este año durante el Festival de Berlín.

Deneuve llegó casi por casualidad al séptimo arte. Su encuentro cuando tenía 20 años con Jacques Demy, que le ofrece el papel principal en "Los paraguas de Cherburgo", la propulsa al rango de estrella de cine.

A partir de allí y gracias a su belleza fría a lo Greta Garbo o como las actrices de Hitchcock, pasa de actuar en grandes producciones a cines de autor para los más grandes del cine, entre ellos Truffaut, Buñuel y Polanski, pero también con jóvenes realizadores como Desplechin o Bercot: en total, unos 120 películas sin jamás alejarse de la pantalla en 50 años de carrera.

La actriz también fue dirigida por Manoel de Oliveira, Marcel Camus, Dino Risi, Agnès Varda, André Téchiné, Hugo Santiago, Raúl Ruiz y Lars von Trier, entre otros, y lamentó no haber trabajado con Stanley Kubrick, el célebre director de "La naranja mecánica".

Consagrada como "la mujer más bella del mundo" por la revista norteamericana Look, la que fuera musa de Yves Saint-Laurent simboliza para el extranjero la elegancia francesa y es una de las pocas actrices galas que figura en el "Hall of fame" de Hollywood.

Muy discreta acerca de su vida privada, no pierde sin embargo oportunidad para dar sus opiniones. "Con Deneuve no se juega --decía Fabrice Luchini-- a ella algo le gusta o no le gusta".

Deneuve es madre de dos hijos, Christian Vadim, con el director Roger Vadim, y Chiara Mastroianni, fruto de su amor con el gran Marcello.

"¿Qué es la felicidad? Para mí esa palabra tiene que ver con la infancia. Sólo los niños son felices porque son despreocupados. No es un estado permanente. Son buenos momentos nada más. Horas buenas, como lo explicita precisamente la palabra francesa 'bonheur'", dijo. 

Temas relacionados