El día que Colin Farrell 'decepcionó' a sus hijos

El actor admite que aceptó un trabajo para ganarse la admiración de sus dos pequeños, algo que no resultó bien.

El actor Colin Farrell. AFP

Colin Farrell decidió hacer su primera incursión en el cine de animación -prestando su voz en la exitosa película 'Epic'- para satisfacer los deseos de sus hijos James (10 años) y Henry (4). Sin embargo, la escasa impresión que dejó en ellos el argumento de la cinta lo ha motivado a no volver a escoger un proyecto profesional pensando en los gustos e intereses de sus pequeños, temiendo la posibilidad de que vuelva a "decepcionarlos".

"La verdad es que me hacía mucha ilusión poder hacer una película apta para las edades de mis hijos, así que no dudé un segundo a la hora de aceptar un papel en 'Epic', una película estupenda, por cierto. El caso es que los llevé al cine con el entusiasmo de un padre que se va a reivindicar ante sus hijos, pero al final resultó que la película fue un poco decepcionante para ellos y, sobre todo, que no fueron capaces de reconocer mi voz. Tampoco es que les disgustara por completo, pero creo que 'Epic' no se encuentra entre sus películas favoritas", explicó el intérprete irlandés a la revista People.

Más allá de las diferencias entre sus gustos cinematográficos, Colin Farrell no puede dejar de disimular en ningún momento el profundo orgullo que siente por sus dos hijos, ya que el hecho de que James sufra Síndrome de Angelman -una condición que retrasa el desarrollo psicomotriz y la capacidad lectora- no ha impedido que su familia pueda disfrutar de una vida feliz y plena en todos los sentidos.

"Adoro a mis hijos más de lo que ningún padre podría hacerlo. El mayor es un valiente y encara la vida con entusiasmo y tratando de solventar todas las dificultades, mientras que el pequeño le ayuda en todo tipo de tareas cotidianas. Los dos rompen tabúes y barreras todos los días, son increíbles", aseguró Farrell.


 

Temas relacionados