El mundo del espectáculo rinde homenaje a la fallecida Zsa Zsa Gabor

La actriz, que cumpliría 100 años en febrero, llegó a Hollywood tras los pasos de su hermana Eva, para labrarse una inmensa fama que transcendió la pantalla e inauguró un nuevo tipo de fama: el de "celebridad".

Foto de Zsa Zsa Gabor tomada en 1965.Efe

La legendaria Zsa Zsa Gabor falleció el domingo a los 99 años de edad tras sufrir un ataque al corazón, poniendo así fin a una fascinante vida que han querido honrar ahora algunos de los rostros más populares de la industria del entretenimiento, así como su último esposo, el príncipe Frederic Von Anhalt.

"Todo el mundo que la quería estuvo ahí, no murió sola", aseguró el aristócrata poco después de que se confirmara el suceso.

Estrellas de todas las disciplinas y generaciones utilizaron las redes sociales para rendir tributo al icono de Hollywood, no solo conocida por su belleza y glamour, sino también por haber protagonizado una ajetreada trayectoria sentimental definida por sus numerosos matrimonios.

"Zsa Zsa!!! Vaya vida larga y bella que has tenido. Tu gracia natural y tu estilo me han inspirado siempre. Te queremos y te echaremos mucho de menos", escribió en su cuenta de Twitter la cantante Miley Cyrus, un mensaje lleno de admiración y cuyo tono se asemejaba al que dejó en la misma plataforma su buena amiga Barbara Eden (85): "Descansa en paz, Zsa Zsa Gabor. Tanto ella como sus hermanas fueron unas mujeres adorables, siempre divertidas y encantadoras. Era un placer compartir un rato con ellas".

Por su parte, el actor español Antonio Banderas quiso honrar la memoria de la fallecida intérprete con una imagen de sus años de mayor esplendor a la que acompañó de un sencillo título, 'RIP', mientras que la bailarina y reina del burlesque Dita Von Teese no dudó en dedicarle un largo escrito para poner de manifiesto que la veterana intérprete siempre fue una de sus grandes fuentes de inspiración.

"Otra leyenda de Hollywood nos ha dejado, la siempre glamurosa Zsa Zsa Gabor, una de las bellezas más inteligentes e ingeniosas que hemos conocido. Me encantaban sus punzantes reflexiones sobre el amor, pero esta es mi favorita: 'Estar celosa de otra mujer bella no te va a hacer a ti más hermosa'", escribió en su cuenta una de las artistas que en las últimas décadas ha reivindicado en su trabajo la sofisticación y elegancia de las actrices clásicas de esa generación.

Zsa Zsa Gabor falleció el 18 de diciembre en Los Ángeles (EE.UU.) a los 99 años por una parada cardiaca, tras años de lucha con la enfermedad y complicaciones, que postraron a una leyenda del cine y una de las primeras estrellas que fue más grande en la vida real que en la pantalla.

La actriz, que llevaba enferma cinco años, falleció de un ataque al corazón rodeada de los suyos y junto a su último y noveno esposo, Frederic von Anhalt, en su mansión de Bel Air, según precisó la web dedicada a los famosos TMZ.

Gabor había empeorado mucho los últimos días y su marido invitó a los allegados para que celebran con ella su centenario por adelantado.

La actriz sufrió un infarto y fue trasladada de urgencia al hospital donde los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Gabor llevaba varios años con un delicado estado de salud, especialmente después de que en 2011 sufriera una fractura de cadera que se sumaba a un accidente de tráfico en 2002 y una embolia en 2005.

La actriz, que iba a cumplir 100 años en febrero, nació en 1917 en Hungría y llegó a Hollywood tras los pasos de su hermana Eva, para labrarse una inmensa fama que transcendió la pantalla e inauguró un nuevo tipo de fama: el de "celebridad".

"Famosa por ser famosa", como se la llegó a definir, en sus 60 años de carrera tuvo tiempo para casarse nueve veces y desatar escándalos que la convirtieron en una habitual de las portadas de la prensa rosa en todo el mundo.

Inclinada hacia los hombres ricos o galanes como Frank Sinatra o Howard Hughes sus romances fueron más sonados que sus apariciones en el cine o la pequeña pantalla.

Su primer gran éxito en el cine fue "Moulin Rouge" (1952), de John Houston, donde interpretaba a una modelo del pintor Toulouse Lautrec.

Su origen extranjero no fue obstáculo para fabricar su carisma e hizo famoso su "querido" con un fuerte acento porque, como ella misma decía, "no me acordaba del nombre de nadie".

"Lili" (1953), "La Chica del Kremlin" (1957) o "Touch of Evil" (1958) fueron algunos de sus otros éxitos de taquilla.

Gabor también se hizo un nombre en la pequeña pantalla con sus apariciones en "Bonanza", "Batman" o "As the World Turns".

En 1983 tendría lugar su matrimonio más fugaz, con el mexicano Felipe de Alba, que duró tan sólo una semana y que acabó en anulación entre múltiples reproches e insultos mutuos que hicieron las delicias de la prensa amarilla.

Su matrimonio más duradero fue el último, con el misterioso príncipe alemán Frederick von Anhalt, del que se rumoreaba que había estado al menos quince veces en cuitas judiciales. Ambos contrajeron matrimonio en 1986 y siguieron casados hasta la muerte de la actriz.

En cuanto a citaciones judiciales, Gabor emuló al menos en una ocasión los rumores sobre su marido. En 1989 abofeteó a un policía estadounidense que le había dado el alto por exceso de velocidad en las afueras de Los Ángeles.

La actriz, que conducía con el permiso caducado y llevaba una botella de whisky abierta en la guantera, fue condenada a tres días de prisión y 120 horas de trabajo comunitario.

En 1992 publicó sus memorias, "Una vida no es suficiente", con jugosas revelaciones sobre sus maridos y amantes.

Mordaz y siempre dispuesta a burlarse de sí misma, suyas son frases como "querido, éstos son sólo mis diamantes de trabajo" o "nunca he odiado a un hombre lo suficiente como para devolverle sus joyas".

Temas relacionados

 

últimas noticias