Emma Watson se inspira en Kim Kardashian

La actriz confiesa que vio el reality Keeping Up with the Kardashians' para comprender la naturaleza de personaje en 'The Bling Ring'.

Emma Watson en el festival de Cine de Cannes 2013.
Emma Watson en el festival de Cine de Cannes 2013.Afp.

Emma Watson siempre se ha destacado como una mujer sofisticada que rehúye de ciertos aspectos de la cultura popular. Sin embargo, la artista admite que ha pasado buena parte del año consumiendo todo tipo de realities para preparar el irreverente personaje que encarna en la nueva cinta de Sofía Coppola, 'The Bling Ring'.

En la película de la directora estadounidense, Watson da vida a una delincuente juvenil llamada Nicki y, para entender la psicología que encierran las acciones de su álter ego, la inglesa decidió que la mejor forma de hacerlo consistía en visionar todas las temporadas del formato televisivo de la famosa Kim Kardashian.

"No quería hacer de mi personaje una mera parodia de las chicas de los barrios bajos, y quería comprender a la perfección la mentalidad que le lleva a cometer todas esas horribles acciones. Así que me puse a ver un montón de programas de televisión que suelen tener mucho éxito entre ese tipo de personas, como 'The Hills' o 'Keeping Up with the Kardashians' [programa protagonizado por Kim y su familia]. La verdad es que me costó mucho transformarme en alguien completamente ajeno a mi personalidad, el acento es muy complicado de emular y, hasta ahora, carecía de referencias culturales que me ayudaran a aproximarme al personaje", explicó la estrella de 'Harry Potter' en la alfombra roja del Festival de Cannes.

La trama central del nuevo filme de Emma Watson reside en los robos sistemáticos que un grupo de adolescentes desencantados cometen en los barrios más acomodados de Los Ángeles, una actividad criminal que afecta en la ficción a estrellas de cine como Miranda KerrOrlando Bloom o Lindsay Lohan, e incluso a la popular heredera Paris Hilton. Pese a incluir en la historia nombres de famosas personalidades, la intérprete inglesa asegura que el objetivo de la cinta no consiste en victimizar a las celebridades, sino reflexionar sobre la obsesión de los jóvenes con emular las vidas de aquellos que ven en televisión.

"No es una película macarra ni una especie de defensa de las figuras públicas, solo pretende crear conciencia sobre la cultura de la fama y la superficialidad en que vivimos. Estos chicos que nosotros interpretamos solo quieren pasar un par de horas imaginándose que son Paris Hilton o Kim Kardashian y que pueden tener todo tipo de recursos materiales a su alcance", señaló.

'No me considero sexy'

Por otro lado, Watson no puede negar que su atractivo cosecha elogios allá por donde va, que su imagen protagoniza las campañas más exclusivas y que su nombre figura en las listas de mujeres más sexys, sin embargo nada de esto despierta su interés.

"Nunca he querido crecer muy rápido. ¡He querido llevar un sujetador deportivo hasta los 22 años! El ser considerada sexy nunca ha supuesto ningún interés para mí. Nunca he tenido una prisa horrible por ser vista como una mujer", añadió.

Tras haber interpretado a la académicamente brillante Hermione en 'Harry Potter', la artista de 23 años aceptó encantada el reto de dar vida a Nicki, una adolescente que junto a un grupo de amigos obsesionados con la fama asaltan casas de famosos en 'The Bling Ring', película de Sofia Coppola estrenada en Cannes.

Este nuevo papel no solo ha traído cambios en las pautas de interpretación de la joven estrella sino en su habitual cuidado look. Una nueva estética que a ella misma le costó asimilar.

"En un momento dado le dije a la encargada de vestuario: 'Se me ve el sujetador con este top. ¿No debería estar cosido?' Y me dijo: 'No cariño, es algo característico de Nicki enseñar el sujetador'. Yo me qué como: 'Vale, está bien, cambio el chip'", recordó.