Forest Whitaker ofrece lección de actuación en "La vía del enemigo"

El director Rachid Bouchareb presentó en el Festival de Cine de Berlín la película que compite por el Oso de Oro.

Rachid Bouchareb y Forest Whitaker.AFP

El director francés de origen argelino Rachid Bouchareb ofreció al actor estadounidense Forest Whitaker en "La vía del enemigo" (Two men in town), en concurso por el Oso de Oro de la Berlinale este viernes, el papel de un expresidiario que lucha por reconstruir su vida, acosado por un sheriff que no le perdona su pasado.

"La voie de l'ennemi" es una adaptación, escenificada en la frontera entre Estados Unidos y México, del clásico del cine francés, "Deux hommes dans la ville" (1973), de José Giovanni, en el que Alain Delon es el hombre que sale de la cárcel tras pagar su condena.

Bouchareb, quien había concursado ya en la Berlinale con "Little Senegal" (2001) y "London River" (2009) dijo que admiraba mucho a Forest Whitaker y desde hacía tiempo quería hacer una película con él. Su manera de actuar en "La vía del enemigo" lo hace desde ya un firme candidato para el premio al mejor actor de la Berlinale-2014.

Whitaker, ganador en 2006 del Óscar al mejor actor por "El último rey de Escocia" es el ex presidiario William Garret que al comenzar el filme sale de la cárcel después de 18 años por haber matado a un policía, colaborador del sheriff Bill Agati, interpretado por otro gran actor estadounidense, Harvey Keitel.

Garret se ha convertido al Islam en prisión y se le nota sereno, con una gran energía para reinicar su nueva vida. Una agente de policía, encarnada por la actriz británica Brenda Blethyn, debe ayudar a su reinserción, rol que en el film de José Giovanni era interpretado por Jean Gabin.

"En mi película no queda mucho del filme de José Giovanni, solo los tres personajes. No quería hacer un remake. Transporté la historia a la frontera entre Estados Unidos y México, en medio del drama de la inmigración, con la construcción del muro, algo que demuestra la rigidez de los norteamericanos", declaró Bouchareb.

Garret, el personaje de Forest Whitaker, encuentra trabajo en una hacienda ordeñando vacas y al ir a abrir una cuenta en el banco conoce a su futuro amor, una mexicana, Teresa, interpretada por Dolores Heredia. Él le explica que es musulmán y ella le dice que es católica.

Todo parece andar bien hasta que reaparece un viejo cómplice de Garret, un bandido llamado Terence (Luis Guzmán) que quiere a toda costa meterlo de nuevo en los negocios turbios. El sheriff Agati los vigila, no le quita el ojo, y lo acosa, haciéndolo perder su trabajo en la hacienda.

"Para llevar a cabo esta adaptación recorrí Nuevo México, Arizona. Hablé mucho con Forest, quien me dio su visión de lo que es la vida en Estados Unidos, de lo que significa ser un negro con antecedentes judiciales, y además musulmán. Su personaje debe vencer el odio, controlar la violencia. El cree que su conversión, tener una fe, le puede permitir reorientar su vida", dijo el realizador.

Whitaker, cuyo último gran papel era en "El mayordomo" (The butler), dijo que su personaje quiere encontrar la paz, pero está arrinconado, hostigado, por la rigidez del sheriff y la presión de su ex cómplice Terence.

"Su dignidad es pisoteada", y eso le llevará a caer de nuevo en la violencia, dijo el actor.

Bouchareb recordó que hay "un debate cotidiano sobre el Islam, un debate que cada día cobra más fuerza. Vengo de una familia argelina y vivo en Francia. Me parecía interesante aportar algo al debate, dar mi punto de vista".

"Aprendí mucho día a día trabajando con Forest Whitaker, viéndolo prepararse, investigando sobre el Islam, hablando con un imán para la plegaria. Su manera de orar en el film es mejor que la mía en la vida diaria", dijo riéndose.