George Clooney, el candidato del escándalo sexual

El actor presenta su cuarto filme como director "The Ides of March", en el que participa Ryan Gosling.

"The Ides of March", el cuarto filme de George Clooney como director, se zambulle de lleno en el mundo político con su lucha de "poder, corrupción y traiciones", sin querer no obstante reivindicar su mensaje político, según su productor.

"Pienso que la política, especialmente hoy en día, tiene un atractivo universal que resuena en todo el mundo", dijo Grant Heslov, productor y coguionista del filme que sale este viernes en Norteamérica, tras su presentación en los festivales de Venecia y Toronto.

"Pero pienso que la película trasciende el mecanismo de la política y tiene más que ver con los temas del poder, la corrupción y la traición".

La película sigue paso a paso el personaje de Stephen Meyers (Ryan Gosling), asesor de campaña del gobernador estadounidense Mike Morris (George Clooney), candidato a las primarias demócratas en la elección presidencial que debe enfrentarse a un escándalo sexual, chantajes y pactos oscuros para mantenerse en la carrera. Algo parecido enfrenta Clooney actualmente, pues está salpicado con las fiestas de Berlusconi.

Golpes de "bluff", mentiras, juegos de poder, negociaciones y secretos de alcoba: el idealismo y la admiración sin límites del joven por su candidato sufren rápidamente una dura prueba.

Ryan Gosling, omnipresente en las pantallas este año -protagonizó también las recientes "Crazy, Stupid, Love" y "Drive"- afirma también que "la película no tiene un mensaje político", sino que es "un thriller que se desarrolla en la arena política, pero yo pienso que podría suceder también en Wall Street o en Hollywood".

Heslov asegura que la elección del mundo político fue dictada por la obra teatral cuyo guión adaptó: "Farragut North" (2004), de Beau Willimon, un joven actor que había trabajado para el equipo de Howard Dean durante las primarias presidenciales en Iowa.

"Habríamos podido cambiar el entorno, pero la verdad es que la política me interesa, así como le interesa a George. Por tanto consideramos que era un buen contexto para situar nuestra historia", sostuvo.

Al escribir el discurso del candidato Mike Morris, George Clooney y Grant Heslov "hicieron pasar algunas de (sus) ideas", reconoció el productor, soltando finalmente: "No es neutro".

"La verdad es que si George y yo no fuéramos los autores de esta película, probablemente no tendríamos esta conversación. Pero como somos nosotros, la gente quiere saber lo que la cinta quiere decir políticamente", afirma Heslov, quien participó en todos los proyectos de Clooney en los últimos años como productor, realizador o guionista.

De hecho, el actor que se dio a conocer por la serie dramática "ER" nunca ocultó su apoyo al presidente estadounidense Barack Obama y su lucha en causas humanitarias lo convierte, quiera o no, en una de las estrellas hollywoodenses más "comprometidas".

En la presentación del filme en Venecia, el actor había dicho que había previsto rodar la película en 2008, en medio del entusiasmo por la elección de Obama, antes de renunciar porque "no era un buen momento para un filme tan cínico".

Nadie es perdonado en "The Ides of March". Todos tienen una parte oscura, incluso el candidato demócrata supuestamente irreprochable. Y Grant Heslov se arriesga -al fin- a hacer un comentario político: "Lo que dice el filme es 'se acostó con la pasante, ¿y entonces? ¿Es motivo para no elegir al tipo mejor calificado?'".

"Tengo fe en el sistema político, pero soy muy cínico actualmente al respecto", agregó. "Pienso que Obama ha hecho lo necesario, pero no veo que tenga mucho apoyo", dijo.

Temas relacionados