Gérard Depardieu en el avión