Jennifer Aniston interpreta a jefa provocativa y terrible en nueva película