Lindsay Lohan se queda sin representante

La dimisión de Steve Honig supone un nuevo golpe para la actriz, quien vive una etapa llena de dificultades.

La actriz Lindsay Lohan.
La actriz Lindsay Lohan. Bang Showbiz

Steve Honig -quien trabajaba con Lindsay Lohan desde mayo de 2011- informó el pasado jueves de su dimisión y rechazó revelar los motivos, aunque lo cierto es que el anuncio tiene lugar tras unos meses de dificultades para la artista, quien se ha visto envuelta en un accidente de auto en el que supuestamente hirió a un hombre, una pelea con un desconocido que invitó a su habitación, además de ver cómo su madre ha vuelto a ser acusada de consumir heroína.

"[Mi dimisión] tuvo lugar anoche. Creo que es totalmente privado y no quiero declarar nada más", reveló ayer al periódico New York Daily News.

Honig fue el primer publicista que trabajó con la polémica actriz tras romper relaciones con su anterior representante, Leslie Sloane, en 2010.

Además, recientemente se supo que el padre de Lindsay Lohan podría estar buscando a alguien que la defienda, después de que su hija rechazara su último acercamiento. Michael Lohan está convencido de que su hija vuelve a consumir alcohol y drogas. Tras ofrecerle su ayuda el pasado viernes, Michael estaría intentando intervenir a través de los juzgados, ya que quiere conseguir que un tutor se encargue de su cuidado.

El padre de la estrella no pretende convertirse él mismo en el tutor, ya que no quiere controlar las finanzas de Lindsay Lihan para que la gente no crea que anda tras su dinero. Michael le dijo a su abogado que lo primero que quiere hacer cuando consiga un tutor para Lindsay es convencerla de que se someta de nuevo a rehabilitación, ya que cada vez que fue "entró mal y no salió curada". Michael además aseguró que uno de los motivos por los que su hija no consigue superar sus problemas es porque se rodea de la gente equivocada, en la que incluye a la madre de la artista, Dina.

Temas relacionados