La llegada

La película de Rémi Bezançon, ‘Un suceso feliz’, plasma el ocaso de una pareja enamorada cuando tiene su primer hijo.

Se escuchan los primeros gemidos entrecortados. Una pausa. Ella grita con la timidez que pierde una vez él ya está adentro y la sigue en esos jadeos que se aceleran cuando los cuerpos se mueven, se fusionan, más fuerte, uno encima del otro, apretándose las manos, deseando que el placer no se vaya, que se quede ahí, que se alargue más tiempo para que el éxtasis sea eterno, mutuo, complaciente. Esa noche, que parecía como una de tantas, un orgasmo fue criatura y lo que siguió tomó forma de infierno.

Si bien para algunos el amor empieza con el sexo, para otros el desamor se produce con la llegada de un bebé. Nicolás y Bárbara tejieron su historia en una tienda de películas con encuentros medianamente tiernos, algo idílicos, y luego cayeron en un romance impetuoso que las mismas calles de Cuba volvían salvaje. Fue ahí, en el arrebato de besos lujuriosos, que él le pidió un hijo y ella exigió que se lo hiciera sin ser plenamente consciente de la fuerza de sus palabras ni de cómo se desvanecería lo que habían construido.

En un principio, se podría decir que ‘Un suceso feliz’ (Un heureux événement) perfila la transformación de una pareja desde el día en que se enamoran hasta el momento en que su hija cumple un año y profundiza en las reacciones que ambos tienen frente a la responsabilidad mezclada con rutina. Sin embargo, la película logra una mirada más cercana a esa subjetividad femenina y se inmiscuye de manera natural, casi sublime, en cada pequeña revolución.

Es Louise Bourgoin, una francesa nacida en el 81, la encargada de asumir la metamorfosis de manera creíble, de exhibir en la pantalla el quiebre de una mujer que debe abandonar su tesis de filosofía apenas su estómago se expande y alberga, como lo llama, a un alienígena, quien domina su libido, quien se vuelve el motivo de amplias disertaciones, quien también la destruye. "Me acorraló, me sacó de quicio, me enfrentó a lo más absoluto: amor, sacrificio, ternura, abandono. Me dislocó, me transformó. ¿Por qué no me lo había dicho nadie? ¿Por qué no se habla de eso?".

Al director francés Rémi Bezançon, quien ya había llevado a la pantalla el relato de tres generaciones de una familia francesa en ‘El primer día del resto de tu vida’ (2008), le entregaron la autobiografía de Eliette Abécassis con la salvedad de que querían a una cineasta que fuera madre para contar la historia. Al terminar de leerla le dijo a su futura productora: “no quieres a una realizadora con hijos, sino a un realizador sin hijos, pero que quiere tenerlos”.

‘Un suceso feliz’ es una tragicomedia que acierta en el ritmo hacia la madurez de una relación que se esboza entretenida en sus comienzos pero que tiene que trasgredir la euforia para concentrarse en la realidad hecha caos. Humor mezclado con desdicha como fórmula.

Estreno: Noviembre 2