¿Por qué molesta tanto a Kim Jong-un la película "Una loca entrevista"?

La comedia de Seth Rogen y James Franco ha puesto a Sony en una situación incómoda, pues hasta comentarios racistas contra Barack Obama han sido filtrados.

La pregunta inicial parece lógica: ¿dónde está el humor de Kim Jong-un? Es ‘vox populi’ que el líder norcoreano no destaca por su espontaneidad, pero después de ver la película "Una loca entrevista" (The interview), cuesta entender que se la haya tomado tan mal.

Los actores estadounidenses Seth Rogen y James Franco protagonizan este filme sobre una operación ficticia de la CIA para asesinar a Kim, repleto de bromas escatológicas y sexuales.

En pocas palabras, es una mezcla entre un James Bond de pacotilla y una cinta al estilo "¿Qué pasó ayer?", dirigida principalmente al público masculino que va al cine a pasar un buen rato. (Ver tráiler de "The Interview", película con Seth Rogen y James Franco).

Pero el régimen de Corea del Norte ha prometido "crueles represalias" por una película que considera un "acto de terror sin sentido", aunque ha negado categóricamente estar detrás de los ciberataques que afectan estos días a Sony Pictures, los estudios que la han financiado.

Lo que Pyongyang no ha pensado es que, con su enfado, "Una loca entrevista" tiene prácticamente asegurado el primer puesto de la taquilla cuando se estrene el 25 de diciembre en Estados Unidos. En Latinoamérica llegará a partir del 22 de enero.

Protestan que hacen dinero

"Sin duda a Sony no le molesta que un país denuncie públicamente la película", explica Jeff Bock, de la empresa especializada en recaudación Exhibitor Relations.

Los rumores y la especulación "aumentarán definitivamente el interés" de la audiencia y "la gente querrá saber de qué va todo este alboroto", agregó el experto.

El filme cuenta la historia del presentador de noticias Dave Skylark (Franco) y su productor (Rogen), que tienen la posibilidad de entrevistar al líder del país más hermético del mundo y que aparece caricaturizado como un gran fan del periodista.

Pero la CIA, a través de la agente -sexy- Lacy (interpretada por Lizzy Caplan), lOs convence para asesinar a Kim con una dosis de ricina aprovechando su acceso al líder norcoreano.

Todo va bien hasta que el dúo comunicativo llega a Pyongyang y Skylark se va una noche de juerga con Kim, durante la que hablan de baloncesto y hacen bromas sobre gays y las canciones de Katy Perry.

El personaje de Franco decide que no puede matar a su nuevo amigo, lo que le provocará varios dolores de cabeza y terminará con Kim enfadado.

Dennis Rodman y la extraña amistad

La reacción de Corea del Norte ante el inminente estreno recuerda a lo que sucedió con el gobierno de Kazajistán en 2006 y la película "Borat", en la que el cómico Sacha Baron Cohen se burla de los supuestos atrasos de esta república de Asia central.

Al criticar el filme, las autoridades de Kazajistán solo consiguieron impulsar la taquilla. Luego se dieron cuenta del "error" y se lo tomaron bien.

Pero no parece que Corea del Norte vaya a manejar con ligereza las críticas de la cinta.

El régimen comunista se ha mostrado siempre implacable cuando alguien osa hacer bromas con alguno de los miembros de la dinastía Kim.

En abril, dos oficiales de la embajada norcoreana en Londres reclamaron al dueño de una peluquería que sacara un póster de Kim Jong-un en el que se podía leer la leyenda "¿Tienes un mal día con tu pelo"?

En julio, Pyongyang pidió a Pekín que frenara un video viral que satirizaba al líder norcoreano.

"Corea del Norte no se caracteriza por tener el mejor sentido del humor del mundo, así que nunca aceptará esta película", apunta Peter Beck, experto en el régimen de Pyongyang en el Instituto Nuevo Paradigma de Seúl.

"Una loca entrevista" también aborda la extraña pero verídica amistad entre Kim y la exestrella de la NBA Dennis Rodman, que ha visitado en varias ocasiones Pyongyang.

La película también cuenta con la aparición estelar de varias celebridades, como el rapero Eminem admitiendo que es homosexual, el actor Rob Lowe usando una peluca, así como Nicki Minaj, Joseph Gordon-Levitt, Seth Meyers y Bill Maher.

El grupo GOP, (Guardianes de la Paz) que afirma haber pirateado el sistema de Sony Pictures, reclamó esta semana que se cancele el estreno de la cinta. Pero Sony no tienes planes de retrasar la llegada a los cines de su película, después de haber cambiado la fecha de octubre a diciembre.

Tras el hackeo a Sony, varias películas aún sin estrenar en varias partes del mundo fueron filtradas en internet, aunque el peor ataque se produjo esta semana cuando fueron divulgados unos correos electrónicos en los que varios ejecutivos de la empresa cinematográfica hacían comentarios raciales sobre el presidente estadounidense Barack Obama.

En uno de esos mensajes, la copresidenta de Sony, Amy Pascal, pregunta al productor Scott Rudin qué le debería pedir a Obama en un "estúpido" desayuno para recaudar fondos.

"¿Querría él financiar algunas películas?", bromeaba Rudin, a lo que Pascal replicaba: "Lo dudo. ¿Debo preguntarle si le gusta Django?", una referencia a la película ambientada en tiempos de la esclavitud "Django Unchained", de Quentin Tarantino.

Rudin replicó: "'12 años'", una referencia al drama histórico "12 años de esclavitud" o "12 años de esclavitud", que cuenta una historia de esclavos.

Pascal contraataca: "O 'El mayordomo'", la historia de un sirviente afroamericano que atiende a varios presidentes estadounidenses en la Casa Blanca.
Por eso, el jueves pasado Pascal pidió disculpas por sus palabras: "El contenido de mis correos electrónicos era desconsiderado e inapropiado pero no son un reflejo preciso de lo que yo pienso".

"Aunque fue una comunicación privada lo que fue robado, acepto la completa responsabilidad por lo que escribí y pido disculpas a todos los que fueron ofendidos", añadió en un comunicado publicado por la revista Variety.

 

últimas noticias